El Ciclo de Prehistoria de Puente Viesgo analiza este miércoles el arte paleolítico cántabro

La cueva de El Castillo, expresión artística que permiten viajar al origen del ser humano

El Ciclo de Conferencias sobre Prehistoria de Puente Viesgo analizará este miércoles, 16 de septiembre, el arte rupestre paleolítico de Cantabria, con una conferencia a cargo del prehistoriador y profesor de la UNED Eduardo Palacio.

Esta conferencia, que se celebrará a partir de las 19.30 horas en el Ayuntamiento de Puente Viesgo, será la undécima cita del calendario de ponencias programado este año por la Sociedad de Amigos de las Cuevas del Castillo.

La conferencia de Palacio, denominada 'El arte rupestre paleolítico en Cantabria: una visión de síntesis', sucede a la impartida por su colega José Manuel Maíllo, quien avanzó que dentro de dos meses se retomarán las excavaciones en la cueva de El Castillo, la cavidad estrella del yacimiento prehistórica del Monte Castillo que da nombre a la entidad organizadora del Ciclo de Puente Viesgo.

Como precisó Maíllo, que dirigirá las nuevas excavaciones en el Castillo desde el nivel asociado al inicio del Paleolítico Medio, uno de los grandes objetivos será obtener ADN de las pinturas y ya se han realizado trabajos previos para conseguir material genómico del suelo de la cueva.

Maíllo aclaró que "se realizará también una redefinición de la industria transicional, un análisis del musteriense, se publicarán los fósiles descubiertos en el nivel 18, una síntesis paleo climática (fauna, polen, carbón e isótopos) y una definición de las ocupaciones más antiguas del yacimiento".

El ponente recordó que la cueva de El Castillo "es única en el mundo porque tiene una de las estratigrafías más largas encontradas en un mismo yacimiento arqueológico".

El director de las inminentes excavaciones en El Castillo hizo un repaso de la historia de las excavaciones en la cueva de Puente Viesgo, desde que ésta fue descubierta en 1903 por Herminio Alcalde del Río y se iniciaran las propias excavaciones siete año más tarde con un equipo de arqueólogos integrado por el propio Alcalde del Río, el abate Breuil y Hugo Obermaier.

Maíllo recordó que la Primera Guerra Mundial interrumpió las excavaciones de la que no se pudo hacer una primera monografía y que el material excavado se envió al Instituto de Paleontología Humana de París, aunque "más de la mitad de ese material no se devolvió".

El ponente agregó que ya en los años setenta del siglo pasado la prehistoriadora Victoria Cabrera reanudó las excavaciones en la cueva con un equipo de investigadores entre los que se encontraba el propio Maíllo, que ahora las retomará dentro de dos meses.

Etiquetas
Publicado el
15 de septiembre de 2020 - 18:50 h

Descubre nuestras apps

stats