La comisión de investigación sobre las basuras en Santander podría ser a finales de enero

De izquierda a derecha, Miguel Saro, Daiel Fernández, Javier Ceruti y José María Fuentes-Pila.

Tres portavoces de la oposición a la alcaldesa de Santander, Gema Igual (PP), y uno del equipo de gobierno en coalición (Cs) han escenificado este miércoles el frente abierto para que el Ayuntamiento cuente por primera vez con comisiones de investigación como la que se pretende constituir para examinar la ejecución del contrato de basuras en 2012 a Ascan Servicios Urbanos-Geaser.

Los comparecientes formalizaron el pasado martes en el registro municipal una convocatoria de pleno extraordinario de la Corporación, que contó con 16 firmas, incluida la del concejal de Vox, Guillermo Pérez-Cosío, quien, aunque fue convocado por los demás grupos a la comparecencia de este miércoles, no ha asistido. En dicho pleno se modificará el artículo 60 del Reglamento de Participación Ciudadana que ahora impide convocar comisiones de investigación. Cuando se reforme y sea posible se pedirá la constitución de la de basuras, que puede ser a finales de enero.

Los portavoces, que representan a 16 de los 27 votos del plenario, tienen fuerza suficiente como para imponer a la alcaldesa la convocatoria de un pleno extraordinario. Lo han justificado por la "grave situación" por la que atraviesa esta contrata municipal, la cual pasó el 11 de noviembre de las manos de Ascan a las de Cespa mediante un procedimiento de contratación de emergencia.

Los graves incumplimientos en el pasado, la suciedad en las calles y la externalización sin concurso público de un nuevo contrato temporal a Cespa y del control y responsabilidad del mismo a WSP Apia son elementos más que suficientes, según los firmantes, para que los ciudadanos obtengan una clarificación por parte de los principales responsables, tal y como ha manifestado el portavoz socialista, Daniel Fernández. Para este, la comisión de investigación debiera ser una realidad después de que el Pleno en septiembre haya demandado el cambio normativo para hacerlo y la Alcaldía no lo haya llevado a efecto. Es por ello por lo que se ha recurrido como último recurso a sumar votos de concejales para convocar un pleno extraordinario con esta reforma como punto único en el orden del día.

"El PP no es el dueño del cotarro -ha dicho Fernández-. Se lo hemos dicho en muchas ocasiones". Ahora hay un plazo para que la alcaldesa convoque un pleno extraordinario, que como muy tarde habrá de ser antes de Reyes. Si nada lo impide, a finales del mes de enero pudiera estar constituida la comisión de investigación.

El portavoz de Ciudadanos y socio del equipo de gobierno del PP, Javier Ceruti, ha justificado el parecer de su grupo en que "los ciudadanos tienen derecho a saber por qué Santander lleva sucia ocho años y el Ayuntamiento no ha hecho nada". A su juicio, el sentido de una comisión de investigación es "aprender" para que la situación vivida no se repita en el futuro.

El portavoz regionalista, José María Fuentes-Pila, ha juzgado "lamentable" la historia de los servicios públicos en Santander durante los últimos años y ha recordado que su grupo ha llevado en cuatro ocasiones medidas al Pleno para constituir una comisión de investigación o esclarecer lo que ha ocurrido y ocurre con la contrata de basuras.

Fuentes-Pila, quien ha recordado que la reforma está pendiente desde el inicio de legislatura y que el borrador ya está redactado, ha juzgado la actitud de la alcaldesa como "negligente y antidemocrática", en referencia a sus declaraciones del pasado viernes de que no ejecutaría la moción del Pleno que pedía la restitución a la Dirección General de Medio Ambiente del control de la gestión del servicio. Ha sido la gota que ha colmado el vaso.

Miguel Saro, concejal de Unidas por Santander, miembro del Grupo Mixto, ha señalado que la convocatoria vía registro es la única opción que le quedaba a los que defienden la creación de una comisión de investigación. Saro no tiene nada claro que el PP se limite a tramitarla sin más y espera ver cómo se convoca el Pleno y con qué orden del día. Para él, en todo caso, una comisión de investigación es significativa porque depende del Pleno, y no de la Alcaldía. Será el pleno el que nombre a su presidente, establezca la lista de comparecientes y ordene los trabajos.

"La convocatoria del Pleno es ineludible -ha apostillado Fuentes-Pila-. Otra cosa es que se mangonee el orden del día". A diferencia de lo que ocurre con una moción, cuyo poder no es vinculante, el pleno extraordinario debatirá y votará un acuerdo cuyo cumplimiento no dependerá de la voluntad política de nadie sino que será obligatorio.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats