Revilla defiende que las medidas sanitarias contra la COVID han salvado 700 vidas en Cantabria

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

El nivel técnico de la Sanidad cántabra y las medidas restrictivas que se se han adoptado contra la pandemia por coronavirus han evitado el fallecimiento de 700 cántabros. Este dato lo ha dado este lunes en el pleno del Parlamento autonómico el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, quien de este modo ha defendido la gestión llevada a cabo hasta el momento, con una serie de actuaciones que, según ha insistido, siempre han sido tomadas a instancia de las autoridades sanitarias.

De este modo, Revilla ha contrastado la tasa de fallecimientos de Cantabria, con 96 muertes por cada 100.000 habitantes (561 fallecimientos en términos absolutos a día de hoy durante toda la pandemia), con los de otras comunidades, y ha citado la de Madrid, gobernada por el Partido Popular, con una tasa de 228 fallecimientos por cada 100.000 habitantes y en donde las medidas no han sido tan restrictivas como en la comunidad que preside.

El jefe del Ejecutivo autonómico ha replicado de esta manera a la portavoz del PP cántabro, María José Sáenz de Buruaga, quien ha demandado a Revilla respuestas ante la situación que se planteará para el sector hostelero con el cese del estado de alarma el 9 de mayo. La portavoz popular, que fue consejera de Sanidad en el Gobierno de Ignacio Diego, ha acusado a Revilla de poner en marcha más restricciones que ninguna otra comunidad autónoma. "Ninguna otra autonomía ha adoptado medidas tan extremas", ha sido sus palabras.

Revilla ha negado que Cantabria sea la más restrictiva con la hostelería cuando hay autonomías que tienen cerradas hasta las terrazas, algo que en Cantabria no ha llegado a ocurrir desde el primer estado de alarma, y ha añadido que Sáenz de Buruaga actuaría igual que él si estuviera gobernando, advirtiéndola de que "hacerme carroñerismo es mala cosa" y censurando la postura que el PP está manteniendo "con sus socios de ahora y del futuro".

Además, el presidente ha negado que sea él quien dicte las medidas restrictivas, sino que estas proceden de la Consejería de Sanidad. "En una pandemia es Sanidad la que determina lo que hay que hacer", ha señalado, para añadir a continuación que el sector hostelero ha recibido hasta el momento 30 millones de euros en ayudas autonómicas, a los que se sumarán los 55 millones de euros que se repartirán entre 12.300 potenciales beneficiarios según los criterios que se regulen por decreto del Gobierno de España.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats