¿Cómo está afrontando el sector educativo el confinamiento ante el coronavirus?

Escolar

Hace apenas unos días que se debatía sobre la conveniencia o no de cerrar los centros educativos ante la crisis sanitaria que comenzaba a experimentar el país a causa del coronavirus. Hoy ya no quedan dudas acerca de esta medida pero sí muchas preguntas, e iniciativas, relativas a cómo afrontar esta realidad desde el sector educativo. El jueves se cancelaron oficialmente las clases y el viernes comenzó la organización y planificación en los centros educativos, lo que generó también críticas por la decisión de que los docentes tuvieran que acudir a los mismos. Este lunes arrancaba la primera jornada educativa después de que el Gobierno declarara el estado de alerta en el país.

¿Cómo está afrontando este desafío Castilla-La Macha? Puesto que cada comunidad autónoma ostenta la práctica totalidad de las competencias en esta materia, el Gobierno regional se ha puesto manos a la obra para elaborar y dar a conocer una serie de instrucciones y recomendaciones sobre cómo llevar a cabo el trabajo con el alumnado. Docentes, una orientadora educativa, el gerente de una academia de idiomas, alumnado o una madre que teletrabaja y tiene que asumir a su vez la supervisión y la práctica de este proceso educativo virtual nos cuentan cómo han afrontado este primer día desde sus respectivos roles.

“Estamos buscando la fórmula para reforzar la Plataforma Papas 2.0., desde Educación se ha dado instrucción para que no solo se utilice este sistema sino también otros como el correo electrónico o WhatsApp con los grupos de padres y madres. Va a funcionar, la comunidad educativa está muy involucrada para que funcione el sistema educativo no presencial”, manifestó la portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, que dio a conocer este lunes todas las novedades del sistema de educación pública en Castilla-La Mancha, así como información y consejos para el alumnado, docentes y familias.

En este sentido, una orientadora educativa de la provincia de Cuenca nos cuenta cómo han sido las primeras horas de organización para impulsar la educación de manera no presencial, una actuación que, al menos, se extenderá durante este mes de marzo. La coordinación entre el profesorado del centro, las familias y el alumnado se está llevando a cabo a través de Classroom, una aplicación de Google, el correo corporativo y los grupos de WhatsApp, debido a las dificultades que han estado generando Papas y Delphos el domingo y el lunes.

Esta orientadora está colaborando con el envío de materiales relacionados con la planificación y organización del tiempo en casa, pautas para afrontar la situación elaboradas por el colegio oficial de Psicólogos de Madrid, cuentos para poder explicar la situación de una manera adecuada a los más pequeños, actividades y materiales de aula relacionados con las especialidades de Pedagogía Terapéutica (PT) y Audición y Lenguaje (AL) para facilitar el trabajo desde casa con el alumnado con medidas de Inclusión educativa, etc. Asimismo, se han recopilado diferentes actividades, juegos, apps para visitas virtuales a museos y acceso a bibliotecas, todas ellas relacionadas con el ocio, porque, “además de las tareas escolares, también es importante y necesario”.

Respecto a la evaluación del alumnado, al contar cada centro con autonomía organizativa, en el centro conquense en el que trabaja, se acordó en claustro que los docentes facilitarán a las familias las calificaciones de la segunda evaluación a través de la plataforma Papas.

No obstante, precisa que todo está “empezando a funcionar” y, previsiblemente, en los próximos días se irán poniendo en marcha más recursos para intentar impulsar este proceso, como la creación de un blog o padlet de Orientación, así como iniciativas como las que se están promoviendo desde otras provincias como el uso del canal CMM Play, para el que se está demandando la colaboración de docentes voluntarios que quieran participar para establecer una programación educativa a través de vídeos y diferentes actividades.

Por su parte, la consejera de Educación, Rosa Ana Rodríguez, pedía este lunes “paciencia y comprensión” por parte de docentes y familiares con el uso de la Plataforma Papas 2.0., pues están realizando “ajustes para adaptarnos a la nueva realidad que vive el sistema educativo”.

“Tienen que mejorar Papas para que pueda asumir más flujo de personas y sea una herramienta más intuitiva y sencilla”

Precisamente, un profesor de Lengua y Literatura de Secundaria, reivindica que se mejore esta aplicación, a la que está costando mucho poderse conectar. “Tienen que mejorarla para que pueda asumir más flujo de personas y sea una herramienta más intuitiva y sencilla”, explica sobre Papas, una plataforma en la que se cuelgan contenidos educativos, información para padres y madres o en la que también se puede crear un aula virtual para trabajar si funciona con normalidad.

Este profesor, que trabaja en un centro educativo público de Toledo, ha optado, ante la ineficacia de Papas, por contactar con su alumnado vía correo electrónico. “Cuando he visto esta dificultad es cuando se me ha ocurrido crear un ‘mailing’ alternativo por Gmail. Un alumno lleva a otro y con tres o cuatro e-mails he conseguido contactar con todos”, explica. Así, sus alumnos, de 2º y 4º de la ESO, unos 150 en total, recibirán de momento contenidos sobre su materia a través de esta vía.

Recuerda cómo el viernes tuvieron que asistir a los centros educativos para reunirse con sus departamentos y con el órgano de Gobierno de cada centro, con el que abordaron las mayores dificultades a las que se enfrentan como la continuidad de las clases de Formación Profesional (FP) o el alumnado de 2º de Bachillerato que este año se examina de la EvaU. En toda esta situación está reinando “la colaboración y el compañerismo” entre los equipos docentes con el objetivo de que el sector educativo sufra las mínimas consecuencias que está generando esta crisis sanitaria.

Aprender música en tiempos de coronavirus

Otro profesor, en este caso de música y también de un instituto toledano, nos cuenta cómo antes de que se suspendieran las clases, ya había estado trabajando este curso con un aula virtual, una herramienta para la que no todos los docentes han recibido formación. “Lo había habilitado para que el alumnado subiera trabajos o cuestionarios, pues las cosas más prácticas las hacemos en clase. Pero la plataforma -si funciona- te da la opción también de realizar exámenes o subir contenido como vídeos o presentaciones”.

Entre los contenidos que ha comenzado a compartir con sus alumnos, Francisco Javier, ha compartido partituras para flauta del Minuetto en sol mayor de Johann Sebastian Bach o la ‘Sinfonía del nuevo mundo’ de Antonín Dvořák. Cuenta que en su centro sí dio tiempo a realizar los exámenes de la segunda evaluación y que las fechas para evaluar se mantienen para las actas, que firmarán con la vuelta a las clases presenciales. De momento, sigue preparando materiales para el alumnado, entre ellos, un temario que ha subido al aula virtual titulado ‘Aprender música en tiempos de coronavirus’.

¿Cómo lo están afrontando los padres y madres que tienen que teletrabajar?

Para conocer el punto de vista de los padres y madres a los que la crisis sanitaria del coronavirus les ha obligado a teletrabajar en sus hogares, hablamos con Diana, una trabajadora albaceteña que está compaginando desde la pasada semana sus labores como comunicadora y el proceso educativo de sus dos hijas, una de ellas en segundo curso de Educación Infantil y otra en 1º de Primaria.

“El viernes, que fue el primer día sin actividad lectiva, nos dieron un horario para ir a recoger los libros y el material escolar de forma escalonada y por cursos. Entre el domingo y el lunes nos han mandado un programa diario de actividades. Las mismas que harían estando un día normal en clase, solo que se lo tenemos que explicar nosotros y supervisar lo que hacen”, explica, al tiempo que indica que cuando finalizan las tareas tienen que rellenar un cuestionario indicando si han hecho las actividades y qué nota les pondrían del 1 al 5.

“Como mis hijas son pequeñas, en principio no necesitan atención online, aunque podemos mandar las dudas que tengamos. Es el primer día -nos contaba este lunes-, lo llevan regular porque en casa se distraen, y si los padres tenemos que teletrabajar la cosa se complica más porque no podemos dedicar tanto tiempo a explicar y supervisar lo que hacen Supongo que, cuando llevemos más días, acabaremos acostumbrándonos”, señala Diana.

¿Y el alumnado de Bachillerato y la UCLM?

También, contactamos con un alumno de 2º de Bachillerato, que indica que “ante los errores de la Plataforma Papas 2.0., algunos docentes han habilitado otras plataformas como el correo electrónico para comunicarse, compartir el material y enviar deberes”. “Por ahora es lo que hemos hecho, son soluciones que están bien para asignaturas como Lengua o Historia. En otras como Biología o Matemáticas no sirve porque necesitamos que nos las expliquen. Hay profesores que se han volcado más y otros menos”, destaca el alumno, que precisa que la mayoría de los docentes les han dicho también que pueden escribirles por privado si requieren de más explicaciones con el temario.

Si la situación de confinamiento se alarga más de lo previsto, el alumnado de este curso será uno de los más afectados ante la conocida selectividad, en la que se dirimen las calificaciones con la que cada uno puede optar a comenzar una carrera universitaria.

De su lado, la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) también continúa su actividad lectiva no presencial a través de su Campus Virtual o el correo electrónico. En este sentido, la Consejería de Educación ha trasladado se preocupación por la EvaU. “Entendemos que en un tiempo breve habrá reunión de coordinación de las comunidades autónomas para ir viendo cómo se resuelve este asunto que preocupa a muchas familias y jóvenes”, apuntó la portavoz del Gobierno regional.

Según indica la Universidad regional, este lunes, el presidente de Crue y las rectoras de las universidades de Valencia y de la Jaume I, así como los rectores de la UCLM y de la Politécnica de Valencia, han coincidido con el ministro de Universidades, Manuel Castells, en la necesidad de aplicar toda la flexibilidad posible para causar el menor impacto en el desarrollo académico del estudiantado. También han hablado sobre las inevitables limitaciones que derivan de la no presencialidad y de la necesidad de minimizar la presencia de miembros de la comunidad universitaria en las instalaciones.

La adaptación de EGA Toledo para continuar con las clases de idiomas

La cancelación de las clases ha afectado también a otras instituciones como escuelas oficiales de idiomas o academias. En este caso, en la ciudad de Toledo, la mayoría de academias de idiomas ha cerrado y ha establecido expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE) con sus trabajadores. No es el caso de EGA Toledo, una academia de idiomas que ha sabido adaptarse, tras un intenso trabajo, a la modalidad de clases no presenciales a través de Internet.

Juan Carlos Roldán, gerente de esta empresa junto a su hermana María Jesús, nos cuenta cómo han abordado este proceso y las posibilidades que cree que tendría también para el sistema educativo público. “Hace 15 días que lo veíamos venir, no es algo que hayamos hecho en tres días”, explica sobre el trabajo que han abordado para poder adaptar una aplicación de software libre con la que han puesto en marcha aulas virtuales mediante las que, docentes y alumnado, continúan con las clases de idiomas.

“Por un lado, la preocupación es económica -como empresa-, pero esta situación podía dejar de lado a gente que está preparando exámenes, la EvaU… El objetivo era no dejarles tirados y darles una alternativa. Las opciones que hemos visto en Toledo no nos gustaban y hemos hecho esta plataforma, día y noche trabajando con ella. Es bastante buena y los profesores se han integrado muy bien en el primer día”, cuenta Juan Carlos sobre esta aplicación.

Con ella, han conseguido que, de los 300 alumnos con los que cuentan actualmente, solo se hayan dado de baja dos de ellos. Para ponerla en marcha, la semana pasada tuvieron una sesión formativa con los profesores, con las medidas preventivas sanitarias acordadas en ese momento, y les han facilitado materiales u ordenadores a quien lo ha requerido. Para coordinarse con el alumnado, subraya, ha hecho falta un trabajo más meticuloso para contactar uno a uno con el alumnado a través de correo electrónico, indicándoles el uso de esta aplicación a la que puede se puede acceder como a cualquier otra página de Internet.

“Me parece increíble que hoy en día, en el Papas, se hayan dedicado a subir un pdf y darnos las instrucciones a nosotros -padres y madres-. Está bien como alternativa, pero creo que la administración pública tiene medios y personal para poder haberse anticipado a esto”, recalca Roldán sobre la experiencia también de sus hijos, estudiantes de la ESO, y la actividad lectiva diseñada hasta el momento por la educación pública en la región.

En este sentido, indica Roldán, que también es informático, el uso de estas aplicaciones requieren de un servidor que almacene todos los datos. Cuanto más potente sea, con mayor fluidez funciona. “Hay que dar solución a empresas tecnológicas”, reclama al tiempo que considera que “se están haciendo demasiados esfuerzos mirando hacia otro lado cuando las nuevas tecnologías están aquí”. Tecnología que a EGA Toledo le ha servido incluso para contratar profesionales de otras academias que habían sido despedidos en estos días.

Esta aplicación, la detallamos en otro reportaje para que pueda servir como alternativa a los procedimientos que se están llevando a cabo desde los centros educativos de la región.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats