Podemos Cuenca denuncia una "tala indiscriminada" junto al río Huécar y el Ayuntamiento aduce razones de "seguridad"

Árboles talados junto al río Huécar, en Cuenca

El Grupo Municipal Cuenca en Marcha ha denunciado una "tala indiscriminada" de árboles en el parque de la Trinidad de la ciudad, junto al río Huécar, "por sorpresa" y sin que el Consistorio haya dado explicaciones, según Eduardo Pérez Barrios, portavoz de la formación.

"Han dejado todo el parque vacío. Eran árboles sanos", lamenta. "Tenemos conocimiento, y eso no lo está diciendo el Ayuntamiento, que hace unos días le cayó una rama en este mismo parque a una persona. En vez de podarlos, como se hace en estos casos, han optado por la solución fácil que es talar todos los árboles de la zona y así no hay problema".

En opinión del portavoz de Cuenca en Marcha, "el Ayuntamiento pone de manifiesto que actúan una vez que ha sucedido el problema, en vez de evitarlo".

Eduardo Pérez ha anunciado que su grupo presentará una pregunta ante el próximo Pleno que celebre la Corporación municipal para pedir explicaciones el Gobierno municipal.

Desde el equipo de Gobierno, el concejal de Servicio Públicos, Adrián Martínez, ha asegurado que la actuación responde a "criterios de responsabilidad y seguridad hacia los ciudadanos”.

De hecho, ha explicado, el Consistorio está llevando a cabo un apeo preventivo de los árboles ubicados en las inmediaciones de la desembocadura del río Huécar "tras constatar su pésimo estado, al estar podridos y suponer un grave riesgo para la seguridad de los viandantes, tal y como se puede comprobar en las imágenes tomadas de sus troncos".

Según ha argumentado el concejal, en días con fuertes vientos algunas ramas de la zona han caído “generando peligro en la zona y para evitar que caigan más o incluso un árbol completo y el daño fuera mucho mayor hemos decidido, por seguridad, llevar a cabo este apeo preventivo”.

Se trata de chopos canadienses, una especie no originaria de Cuenca, de rápido crecimiento pero de madera muy frágil, de modo que, señala el Consistorio en un comunicado, "cuando crece demasiado es potencialmente peligroso, sobre todo cuando hay incidencia de viento, pues puede provocar caídas muy repentinas".

Martínez ha añadido asimismo que el Ayuntamiento está trabajando en un Plan de Reposición de Marras, es decir, la colocación de nuevos árboles con especies autóctonas o que no agredan el entorno tanto en las zonas en las que se han hecho apeos como en otras que actualmente denotan una falta de vegetación.

Etiquetas
Publicado el
17 de diciembre de 2020 - 16:07 h

Descubre nuestras apps