El sector de la economía social pide una estrategia regional de apoyo: "No queremos ser los grandes olvidados"

Puños

“La economía social en Castilla-La Mancha tiene un peso muy importante y es fundamental”. Así lo ha asegurado Juan Miguel del Real, director de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha tras mantener un encuentro con la consejera de Economía, Empresas y Empleo, junto con otros colectivos y asociaciones de la economía social de la región para repasar las actuaciones que se han llevado a cabo durante el estado de alarma y después de que Toledo haya sido designada como Capital Europea de la Economía Social. 

En Castilla-La Mancha hay en torno a 2.100 empresas de economía social, que gestionan más 16.000 empleos directos y que aglutinan a más de 185.000 socios, según ha señalado el director de Cooperativas Agroalimentarias. “El peso de la economía social es fundamental, especialmente el del cooperativismo. Tiene mucho arraigo, mucho peso y consideramos que en una región como esta la interlocución social tiene que contar con la economía social”.

Ante esto, representantes de la economía social y del sector cooperativo en la región, han trasladado a la consejera de Economía, Patricia Franco, su propuesta de constituir una asociación empresarial regional que aglutine a las distintos sectores dentro de la economía social. “La idea es tener una voz propia y única a la hora de abordar los temas que se puedan plantear y que de esta forma podamos canalizarlos a través de una única organización, en vez de hacerlo como lo estamos haciendo ahora, cada uno por nuestro lado”. 

Según Juan Miguel del Real, hay una serie de cuestiones trasversales que se podrían incluir dentro de esta asociación, que tendría una posición propia y cuya objetivo principal sería poner en valor la economía social como una forma de empresa, con unos valores y una forma de ser diferente. “Ya hubo un intento hace algunos años, pero con la crisis anterior se quedo la idea parada. Ahora queremos reactivarla y tener una única organización a nivel regional aprovechando además que el año que viene Toledo es la Capital Europea de la Economía Social”. 

La iniciativa de crear esta asociación parte de las propias organizaciones y son las que tendrían que abordar este proyecto. Por el momento representante del sector ya han mantenido algunas reuniones para intentar marcar un entorno en el que empezar a constituir esta asociación. “La idea que tenemos es que para la vuelta de verano podamos tener constituida esta asociación empresarial y presentarla a la sociedad como un interlocutor social”. 

Otra de las propuestas que han trasladado a la consejera es la elaboración de una estrategia regional de economía social. “No queremos ser los grandes olvidados. Queremos que la economía social tenga una hoja de ruta propia, pactada con la Administración regional para que definamos entre todos qué queremos que sea la economía social en los próximos años y cómo tenemos que alinear los recursos para hacer que nuestra economía social sea más potente que lo que lo es ahora”, señala Juan Miguel del Real. 

“El objetivo es que todo el sector de la economía social junto con la Administración puedan hacer un diagnóstico, saber cuáles son sus fortalezas, sus oportunidades, y marcar un plan estratégico para saber cómo podemos potenciar aún más este modelo de empresa que ha demostrado ser un modelo muy resistente, con una capacidad de adaptación tremenda y que ha sobrevivido mejor que otros modelos empresariales a las distintas crisis que hemos tenido”.

De hecho, y como ejemplo, ha señalado que en la crisis del 2017 la economía social y en concreto el sector cooperativo aumentó su facturación, aumentó su exportación y creó empleo. "El modelo de la economía social y en concreto el cooperativismo requiere de una apuesta decidida por parte de la Administración para potenciarlo”, ha concluido.

Etiquetas
Publicado el
1 de julio de 2020 - 10:05 h

Descubre nuestras apps

stats