La portada de mañana
Acceder
La reforma de las pensiones tropieza con el periodo para calcular la jubilación
El dilema tras lecanemab, el fármaco experimental contra el alzhéimer
OPINIÓN | "¿Qué actitud ganará las elecciones?", por Rosa María Artal

Veredicto de culpabilidad unánime de un jurado de Ciudad Real contra un acusado de asesinar a su pareja en Santander

C.A.B.C durante la lectura del veredicto, en segundo plano

Francisca Bravo


0

El jurado popular ha declarado de forma unánime a C.A.B.C como culpable de los tres delitos de asesinato, aborto y profanación de cuerpo de Nancy Paola. El veredicto se mostró resuelto sin incidentes y desde la Fiscalía se han afirmado en su petición de las penas máximas de cárcel para Carlos Andrés, por los tres delitos y haciendo hincapié en la “brutal acción” realizada por el culpable contra su mujer. Las penas serían de 25 años de prisión por asesinato, ocho por aborto y cinco meses por profanación de cadáver. En total, 33 años y medio. La Audiencia Provincial de Ciudad Real deberá dictar sentencia y cuantificar la pena del culpable.

Aunque el hombre alegó en su primera intervención en el juicio que la víctima y él no eran pareja, al declararse homosexual, el jurado ha señado que la relación sentimental entre ambos ha quedado probada. También han señalado múltiples pruebas mostradas por peritos, agentes policiales y también testigos como Sandra, la madre de C.A.B.C, a quien Nancy Paola envió un mensaje mostrando el miedo que sentía del culpable y el temor que tenía por su vida. El mensaje de WhatsApp fue interceptado por agentes de la Policía Nacional, según han relatado durante la lectura del veredicto.

Desde el jurado han apuntado, entre otros aspectos del juicio, a lo “clarificador” de la forma en la que murió Nancy Paola, estrangulada. El cuerpo de la mujer luego fue descuartizado con una piqueta, movido en un carrito de la compra y dejado en un parque de Santander; todos los hechos han sido mencionados durante la lectura del veredicto como probados.

El fiscal Jesús Gil aseguró que se ratificará, una vez acreditada la culpabilidad del acusado, la solicitud de las penas máximas, tal y como se ha pedido en el escrito inicial de la Fiscalía. Además, ha recordado que en todos los delitos concurre la circunstancia de parentesco como agravante. Gil ha resaltado la “brutal acción” llevada a cabo por el culpable y el desvalor del resultado de sus acciones, la muerte de Nancy Paola. “El Ministerio Fiscal cree que es adecuado, proporcional, justo y ponderado imponer la pena máxima por las tres sanciones que se imputan”, resaltó.

Tanto el representante de la familia de Nancy como la letrada que representa a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que se ha personado como acusación popular en el caso, se han adherido a las penas solicitadas. Por parte de la defensa del acusado, ya se ha anunciado que habrá un recurso de apelación al veredicto. El juicio queda visto para sentencia.

Los hechos juzgados

Durante más de dos semanas y con decenas de testigos, se ha juzgado el asesinato de Nancy Paola Reyes, mujer que estaba embarazada de 16 meses en el momento de su muerte y que fue descuartizada y encontrada en varias bolsas en un parque de Santander (Cantabria). El juicio se celebró en Ciudad Real, donde constaba el último domicilio de la víctima. El escrito de la Fiscalía señala que no sólo constaban cuatro sentencias firmes contra el acusado, sino que también se han quebrantado prohibicios de aproximación y comunicación por parte del acusado.

El escrito de la Fiscalía describe que entre las 11.30h y las 15h de la mañana del día 20 de Agosto de 2020, en la cocina del piso que ambas personas compartían, el acusado “de manera súbita y repentina y con ánimo de acabar con la vida de su pareja aprovechando que se encontraba en la privacidad de su domicilio desprovista de cualquier elemento defensivo ajena a cualquier tipo de sospecha de ataque contra su persona dentro de la intimidad del lugar donde residían, la cogió por el cuello estrangulándola colocando el cuello de Reyes entre su brazo y antebrazo ocasionándole la muerte”. La muerte de Reyes provocó la muerte del feto de 16 semanas de gestación.

Posteriormente, “faltando el respeto debido a la memoria de su pareja” y del feto, procedió a descuartizarlas “milimétricamente” con “gran precisión”, metiendo su cuerpo en “varias bolsas de basura”. El acusado fue detenido el 29 de septiembre en Madrid con prisión provisional.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats