La lucha de las mujeres africanas que quieren que la mutilación genial femenina acabe en su generación

Diana Calzado

“Nosotras luchamos porque tenemos niñas. Es algo cultural que han hecho nuestros abuelos y nuestros padres, pero nosotras luchamos para que no se haga más, para que acabe con nosotras”. Así hablaba Aissatou Dialllo, presidenta de la Asociación de Mujeres Africanas en Albacete, durante la conferencia organizada por Médicos del Mundo dentro de las actividades realizadas en Castilla-La Mancha, con motivo del Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina.

“Nosotras hemos sufrido esto y aún lo sufrimos. Cuando te hacen esto ya no se siente nada y además provoca muchos sufrimientos durante el parto, por eso no queremos que lo pasen nuestras hijas, que se pare con nosotras”, ha pedido Dialllo respecto a esta práctica.

Casi 40 mujeres componen la Asociación de Mujeres Africanas en Albacete y actualmente están trabajando para que se incorporen más. Son de países como Guinea-Conakri, Guinea Ecuatorial, Senegal, Mali, República Democrática del Congo o Burkina Faso y aseguran luchar  “para que más mujeres entren en la asociación y crear un futuro bueno para nuestras hijas”.

En este sentido se ha pronunciado también Aisse Dansoko Cissé, mediadora de MGF de Castilla-La Mancha en Médicos del Mundo, que ha resaltado que desde 2017 “estamos trabajando en formar y sensibilizar a profesionales del ámbito sanitario y educativo para que se pueda hacer algo, ya que es un tema que durante muchos años ha sido desconocido”.

Lo que pedimos, ha asegurado, “es más formación y más charlas para la gente que somos de esos países, porque se presupone que sabemos lo que conlleva la mutilación genital femenina y no es así, muchas veces la sensibilización hace falta para que no se quede solo sobre el papel y se actúe”.

La comunidad africana a veces no está lo suficientemente sensibilizada, ha destacado Dansoko, “porque las familias que vivimos aquí sabemos que es algo malo, pero el problema está cuando viajamos al país de origen y tenemos todo tipo de problemas para evitar que mutilen a nuestras hijas”.

“No queremos de dejar de visitar nuestro país porque es nuestra cultura”, ha afirmado, “lo que hay que hacer es trabajar para erradicarlo porque las niñas que están allí también lo sufren. Una familia que aquí esté sensibilizada, puede ayudar al viajar a otras familias que vivan en el país de origen. Hay que ir a la raíz del problema para erradicarlo”.

Desde las asociaciones en Castilla-La Mancha, la mediadora de MGF de Médicos del Mundo asegura que “estamos trabajando mucho sobre ese tema, creando espacios íntimos para mujeres para que puedan hablar, tanto de mutilación como de otros temas relacionados con la salud reproductiva, y a raíz de ahí nos ayudamos”. Al ser un tema tabú, “si no se habla hay gente que puede pensar que las demás familias van a mutilar a sus hijas y sentirse fuera del grupo, por eso es importante la comunicación”, ha concluído.

Violencia de género extrema

El Gobierno regional trabaja desde la legislación, la sensibilización y la prevención para erradicar la mutilación genital femenina, así lo ha asegurado la delegada provincial de Igualdad, Lola Serrano, que ha explicado que la Ley para una Sociedad Libre de Violencia de Género, recogió en su artículo 4, que la mutilación genital femenina “es una de las formas más extremas de discriminación contra las niñas y las mujeres que pone de manifiesto diferentes desigualdades”.

Por eso, ha asegurado Serrano, “queremos contribuir a la erradicación de una práctica atroz que es una violación de los derechos a la salud de mujeres y niñas y que puede ser causa de complicaciones a corto y largo plazo como dolor crónico, infecciones, más riesgo de transmisión del VIH, ansiedad, depresión, complicaciones durante el parto, infecundidad y, en el peor de los casos, la muerte”.

Etiquetas
Publicado el
6 de febrero de 2020 - 19:28 h

Descubre nuestras apps

stats