Piden indicaciones “precisas” para prestar la Ayuda a Domicilio, un servicio esencial para personas mayores

Servicio a domicilio

En Castilla-La Mancha, por su alto volumen de población de edad avanzada, la Ayuda a Domicilio es un servicio vital para las personas mayores y/o dependientes que no pueden valerse por sí mismas para realizar actividades necesarias para la vida cotidiana como moverse, lavarse, ir a comprar, mantener en buenas condiciones su vivienda, entre otras muchas. Se trata de un servicio público que prestan los ayuntamientos mediante los fondos transferidos por la comunidad autónoma y que ahora también puede verse afectado por la pandemia del coronavirus y las medidas restrictivas del estado de alarma.

La Ayuda a Domicilio forma parte de los Servicios Sociales de Atención Primaria. Tiene por objeto atender las situaciones de dependencia, ya sean laborales, económicas, educativas, sanitarias, personales y sociales, favoreciendo las condiciones necesarias que hagan posible la permanencia en su medio habitual de convivencia en condiciones adecuadas.

Para ello se proporciona en el domicilio tanto atención personal, como a las necesidades de la vivienda, así como orientación para proporcionar estrategias que permitan a la persona y a la unidad familiar adquirir un mayor nivel de autonomía completando siempre la labor de la unidad familiar.

Esta ayuda se presta mediante un conjunto de atenciones y tareas: de carácter personal (limpieza, lavado, compras, comida, movilización, aseo personal y vestido), las extraordinarias (cuando  se conviva con una persona que necesariamente requiera la ayuda de otra persona para atender sus necesidades básicas) y las complementarias de prevención, promoción e inserción social (de carácter psico-social, compañía, movilidad, información y gestión).  

Algunos casos

Colectivos y particulares de algunas localidades de las provincias de Toledo, Cuenca y Guadalajara han hecho llegar a esta redacción su preocupación por los cambios que en los últimos días han adoptado algunos ayuntamientos. En pedanías del Alto Tajo, los servicios sociales ya están poniendo en conocimiento de los usuarios algunos cambios que tienen que ver con si disponen o no de ayuda de familiar. En caso positivo, se está restringiendo la ayuda de manera muy puntual para evitar contagios. Si la persona está sola, el servicio se mantiene tal cual.

En pequeños municipios de la provincia de Toledo, como en Alcabón, entre las medidas establecidas por el Ayuntamiento, de las que ha informado a sus vecinos a través de una circular, se ha determinado la suspensión de forma temporal del servicio de Ayuda a Domicilio con el objetivo de “preservar la salud de los mayores y de las trabajadoras del Ayuntamiento”. Durante este período, hasta el momento indefinido, los usuarios no pagarán por el servicio y las trabajadoras mantendrán la totalidad del salario.

La medida, según explica el alcalde de Alcabón, José Congosto, a este medio, afectará a alrededor de una veintena de personas con las que ya se ha comunicado y entre las que hay quien “iba a haber llamado para decir que no querían que los profesionales de este servicio acudieran a sus domicilios”. “No ha habido personas que dijeran que estuvieran en desacuerdo”, remarca. “En principio todos tienen a familiares directos, incluso las personas con mayor grado de dependencia están viviendo con hijos y creo que era la mejor medida para proteger a nuestros trabajadores también”.

En la provincia de Ciudad Real, son la mayoría los ayuntamientos que han publicado medidas generales para que este servicio continúe con extrema precaución en medidas de higiene y limpieza. Es misma tónica en la provincia de Albacete, donde el Consorcio de Servicios Sociales de la Diputación va a indicar las medidas al respecto, puesto que de este organismo dependen casi todas las auxiliares de los Servicios de Atención a la Dependencia (SAD).

Los trabajadores sociales piden claridad

Fuentes del Colegio Oficial de Trabajo Social de Castilla-La Mancha indican que, dada la evolución de la expansión del virus, es necesario  que desde las Consejerías de Sanidad y Bienestar Social envíen instrucciones “claras y precisas” al respecto para seguir un criterio general y unificado.

Consideran que deberían quedar en funcionamiento los casos más urgentes sin apoyo familiar y que necesiten atenciones personales urgentes tales como levantarse, cambiar de postura, aseo personal, alimentación, y todo lo relacionado con medidas de seguridad y material adecuado.

También algunos trabajadores de servicios sociales consultados por eldiarioclm.es han abundado en la necesidad de que los criterios se establezcan desde la Administración regional para que no haya "disfunciones" o "confusión".

Por último, desde la Federación de Municipios de Castilla-La Mancha (FEMP), han pedido a todos los ayuntamientos que todas las decisiones que se adopten, incluidas las de carácter de bienestar social, sea siguiendo las indicaciones de la autoridad sanitaria en cuanto a precauciones para evitar la propagación del virus. Mientras, la Consejería de Bienestar Social se encuentra actualmente realizando un conjunto de recomendaciones para garantizar la prestación del servicio con la menor repercusión posible. 

Etiquetas
Publicado el
13 de marzo de 2020 - 19:30 h

Descubre nuestras apps

stats