Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
¿Y si no fuera Harris? Otros candidatos demócratas para sustituir a Biden
Ni un solo día sin incidencias en Cercanías Madrid: los retrasos se triplican
No ha sido una sorpresa, pero estamos en terreno desconocido, por Pérez Royo

Las obras del remonte al casco histórico de Cuenca comenzarán tras la Semana Santa, entre críticas por “despotismo”

Emiliano García-Page y José Luis Martínez Guijarro en el acto de inicio del proyecto de la conexión para la mejora de la accesibilidad al casco histórico de Cuenca.

elDiarioclm.es

0

Las obras de la nueva conexión al casco histórico de Cuenca se iniciarán tras la Semana Santa. El vicepresidente de la Junta de Comunidades, José Luis Martínez Guijarro, ha explicado que se han diseñado para “facilitar la movilidad de las personas que viven en el casco” y hacer más atractiva la zona para que “más personas vengan a vivir aquí”. El acto institucioal ha estado presidido por Emiliano García-Page, que ha acudido junto al alcalde, Darío Dolz, el presidente de la Diputación, Álvaro Martínez Chana y María Ángeles Martínez, la delegada de la Junta en Cuenca, así como la subdelegada del Gobierno, María Luz Fernández.

Pero las obras se iniciarán entre críticas. Desde 'Cuenca, en Marcha!', la concejal María Ángeles García ha lamentado la “falta de transparencia” y ha recordado igualmente que el geógrafo Miguel Ángel Troitiño “dejó un proyecto que no se está cumpliendo”. Por otra parte, ha alegado que se “sigue despreciando a los vecinos” y que el acto institucional de este viernes “es la materialización del despotismo que lastra a esta ciudad”. También se ha referido al evento como un “paripé electoral” que “confunde” a la ciudadanía.

García también ha recordado que esta misma semana se inauguró un mirador dedicado al especialista en patrimonio cultural, Miguel Ángel Troitiño, quien fue el autor del vigente Plan Especial de Ordenación, Mejora y Protección del Casco Antiguo de Cuenca y sus Hoces. “Dejó un proyecto de accesibilidad claro, sensato y que están incumpliendo con cada nuevo disparate que pretenden imponer a esta ciudad”, asegura la concejala, que recuerda que hay todavía dos solicitudes pendientes por parte de su grupo municipal para acceder a este proyecto que siguen sin contestar.

“Primero dijeron que los ascensores eran la solución indiscutible, luego que no, que la solución eran unas escaleras, y ahora que son escaleras con ascensores. Todo menos someter a exposición pública el proyecto del que hoy dicen poner la primera piedra y realizar un concurso de proyectos para la ejecución de la obra”, ha denunciado. Por otro lado, la candidatura de +Cuenca Ahora han advertido de que paralizarán “inmediatamente” la ejecución de las obras, si llegan a la Alcaldía de la ciudad. La formación ha criticado igualmente que “sólo el PSOE” conoce las “características reales” de las obras que se han planteado y que un remonte de estas características “no figura” entre las “necesidades trasladadas por los vecinos en relación con la accesibilidad”.

“Trabajaremos para reconducir el convenio existente en base a su objetivo principal, resolver la accesibilidad universal al casco antiguo, manteniendo su dotación presupuestaria. Y que lo haremos priorizando tres estrategias, todas ellas basadas en considerar al casco antiguo fundamentalmente como un tejido residencial activo integrado en el conjunto de la ciudad”, resaltan. Entre otras, con una red urbana de autobuses urbanos y con tráfico y estacionamiento de vehículos restringido, entre otras medidas.

Seis escaleras mecánicas y seis ascensores

El vicepresidente de la Junta, José Luis Martínez Guijarro, ha destacado la importancia de la colaboración entre las instituciones, el Gobierno autonómico y el Ayuntamiento, que, en el caso de la ciudad de Cuenca, está permitiendo sacar adelante “proyectos necesarios y demandados” desde hace años, como la integración de los terrenos de ADIF en el centro de la ciudad. Con un nuevo sistema de movilidad, ha explicado, que incrementa las posibilidades en la alta velocidad, a través del cual se ha unido a los pueblos del cinturón a través de transporte público y que implanta un sistema de transporte a demanda premiado y reconocido para la movilidad entre comarcas e incrementa las frecuencias por carretera en sustitución de un tren obsoleto.

“Esta está siendo una legislatura de decisiones necesarias y valientes”, ha destacado Martínez Guijarro, asegurando que va a permitir “coser las grietas históricas de la ciudad de Cuenca: la unión de las dos mitades de la ciudad con la integración de los terrenos de Renfe, y la unión de su parte baja y alta con esta nueva conexión accesible”.

El proyecto, que supondrá una inversión de más de 15,6 millones de euros con cargo a los Fondos del Plan de Recuperación, a través de los Next Generation, tendrá un plazo de ejecución de 32 meses y se compone de seis escaleras mecánicas y seis ascensores “para garantizar una accesibilidad universal”. Todo ello, ha dicho, dará como resultado un trazado lo más directo y rápido posible con el que el Gobierno de Castilla-La Mancha garantiza el mínimo impacto visual ya que se soterra “lo máximo posible” el trazado de las escaleras mecánicas y los ascensores bajo las zonas verdes existente y con un recorrido que se distancia de los edificios declarados Bien de Interés Cultural (BIC) y los rascacielos.

Asimismo, se mantienen los viales de la calle Santa Catalina, la Bajada de San Martín y las escaleras fijas existentes; se generan accesos peatonales en los extremos de cada escalera mecánica desde las calles existentes para facilitar la entrada de luz y ventilación natural.

Ahondando en las obras, el vicepresidente regional ha subrayado que durante la ejecución de las mismas “vamos a establecer un plan de seguimiento de la obra con los vecinos en las que, permanentemente, estaremos comprobando el desarrollo de los trabajos”. Una vez finalizadas las obras habrá tres recorridos posibles tanto de subida como de bajada entre las escaleras mecánicas, ascensores y pasarelas o calles y escaleras existentes.

También ha resaltado que existe integración arquitectónica y paisajística de la nueva conexión accesible con el resto de edificios históricos y bancales existentes gracias a la incorporación de revestimientos en tonos ocres. Asimismo, ha insistido en que el proyecto pone en valor la Antigua Muralla de la Ciudad conservándola, sin apoyar sobre ella y mostrándola en el recorrido peatonal, manteniendo a su vez la funcionalidad rodada de la Bajada de San Martín y de la calle Santa Catalina, sin alterar los servicios urbanos existentes bajo la misma.

síguenos en Telegram

Etiquetas
stats