Combinar pastoreo con placas solares, la propuesta ciudadana desde un pueblo de Toledo

Ovejas y placas solares

Usar las superficies en las que se instalan plantas fotovoltaicas como zona de pasto ecológico para ganado ovino. Es la iniciativa que ha trasladado la Asociación de Propietarios de Suelo Rústico de Méntrida (APSRM) al viceconsejero de Medio Ambiente, Fernando Marchán, en una reunión en la que han abordado “cómo se pueden compatibilizar nuevos modelos equilibrados de mantenimiento del campo con la generación de renovables, garantizando una vía de futuro a largo plazo para la comarca”.

Durante la reunión, la segunda realizada tras el primer encuentro mantenido con la Consejería de Agricultura, se han expuesto varias iniciativas para lograr la coexistencia entre la generación renovable y los usos agrícolas, ganaderos o cinegéticos.

La asociación considera que las inversiones de estas plantas supondrán “un impulso económico para el municipio de Méntrida, que revertirá en mejorar la calidad de vida de los vecinos”. “Esto permitirá disponer de recursos para cuidar mejor el entorno. La alternativa es la pobreza y el abandono progresivo de los campos, quedando expuestos a la desertificación y el desarraigo de la tierra”, agregan.

A su juicio, “la instalación de plantas solares es compatible con la agricultura y la ganadería ya que en la misma superficie pueden darse todos los usos productivos, concretamente el llamado 'pastoreo solar', que consiste en aprovechar el pasto que crece de forma espontánea bajo los parques solares fotovoltaicos para que éste sea aprovechado por los rebaños de ganado ovino”.

La APSRM es una agrupación que engloba a más de 400 familias mentridanas propietarias de terrenos.

El objetivo es impulsar “un campo más productivo actualmente en desuso o con baja intensidad de cultivos, un problema que arrastra la comarca desde hace más de 30 años, fruto de la falta de relevo generacional en el campo, los bajos precios del mercado del cereal y la viña y los altos costes de producción”.

Para las familias que han abandonado el entorno rural, pero son poseedoras de fincas, los parques solares, según la asociación, “son una forma de mantenimiento de éstas y evitar así riesgos derivados del abandono de los campos, como pueden ser los incendios forestales por acumulación de biomasa sin controlar o el efecto cortafuego que un suelo correctamente mantenido puede proporcionar en caso de incendio”.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats