UGT pide a la Junta que los empleados públicos tengan permiso para cuidar a familiares afectados por la COVID

Imagen de archivo de una mujer con dos niños en el Casco Histórico de Toledo

UGT Servicios Públicos en Castilla-La Mancha se ha dirigido a la Dirección General de Función Pública de la Junta para que el personal dependiente de la Administración autonómica y sus organismos autónomos, incluido el SESCAM, tengan “de forma inmediata” permisos que les permitan el cuidado de sus familiares afectados por la COVID-19.

El sindicato ha expuesto en nota de prensa que en la etapa actual de transmisión comunitaria y dado el número tan elevado de contagios de COVID-19 que se vienen produciendo a diario, son muchos los menores de edad y mayores dependientes no institucionalizados que deben permanecer confinados durante unos días en sus domicilios, con el objetivo de evitar contagios a terceros. Por ello, ha pedido adaptar la regulación de permisos para permitir estos cuidados.

Ante esta situación, y conforme al artículo 110 del Código Civil, “el padre y la madre, aunque no ostenten la patria potestad, están obligados a velar por los hijos menores y a prestarles alimentos”, han defendido.

En cumplimiento de dicha obligación de carácter personal, el personal empleado público de la región no puede delegar en terceras personas la responsabilidad de esos cuidados ni sería legítimo hacerlo en tanto que, siendo su responsabilidad, un tercero no puede ni debe asumir el riesgo de contagio de la enfermedad, han alegado.

Asimismo, han recordado que el Estatuto Básico del Empleado Público establece que “los funcionarios públicos tendrán un permiso por el tiempo indispensable para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público o personal y por deberes relacionados con la conciliación de la vida familiar y laboral”.

A este respecto y en consonancia con la jurisprudencia ya existente en esta materia, por parte de UGT Servicios Públicos se pide la adaptación de la normativa ya existente (Plan Concilia) para que, teniendo estas situaciones de atención sobrevenida a menores de edad o mayores a su cargo no institucionalizados, los empleados públicos “como deber inexcusable” tengan derecho a estos días, sin consumir para ello sus días libres o días de vacaciones.

“Especialmente gravoso es la situación de los profesionales de la sanidad, profesionales que se encargan de cuidar de nuestros enfermos, pero que luego no pueden atender a sus hijos menores de edad o familiares mayores no institucionalizados a su cargo, en situación de aislamiento domiciliario, sin ver mermados sus derechos”, han defendido.

Para UGT la obligación de cuidar a un hijo confinado por contagio por coronavirus o sospecha de contagio ha de interpretarse “como una norma elemental de prevención de riesgos laborales”. “Así lo entiende sin ir más lejos el Ministerio de Sanidad”, ha apostillado.

Desde UGT Servicios Públicos Castilla-La Mancha piden por tanto que se regule “con carácter urgente” este permiso con carácter retribuido para el cumplimiento de tal deber inexcusable o, como alternativa, que se faciliten las medidas de conciliación o teletrabajo necesarias para garantizar el cumplimiento de dicha obligación.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats