Viajes Patrimonio de la Humanidad

Cuenca vuelve a decir ‘no’ al cementerio nuclear de Villar de Cañas

N.Lozano / Las Noticias de Cuenca

La promoción de Cuenca como destino turístico sigue siendo una de las asignaturas pendientes del sector, a pesar de la ligera mejoría de los datos de pernoctaciones y visitantes. Y es que, desde la desaparición de la Fundación de Turismo de Cuenca, las acciones promocionales se han reducido –al menos las de mayor calado- a las promovidas bajo el paraguas de Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España.

Este grupo se creó el 17 de septiembre de 1993 y está formado por quince municipios repartidos por toda la geografía española y que tienen en común el haber sido distinguidos por la Unesco con esta declaración. Su objetivo es actuar de manera conjunta en la defensa del patrimonio histórico y cultural de estas ciudades, así como en el mantenimiento y fomento de determinadas formas de vida que estos núcleos históricos necesitan. Dos son las localidades de la Comunidad que cuentan con esta distinción: Toledo y Cuenca.

Pertenecer a este selecto club le cuesta a nuestro Ayuntamiento unos 50.000 euros anuales, según ha podido saber Las Noticias. Desde que la capital conquense pasase a formar parte del mismo en 1998 –la declaración llegó dos años antes, en 1996-, con mayor o menor medida todos los alcaldes que han pasado por el Consistorio han aprovechado las misiones comerciales del Grupo en el exterior.

Especialmente, Francisco Javier Pulido, que ostentó la presidencia del mismo durante parte de su mandato; y Ángel Mariscal, que suple con este recurso la acción de la desaparecida Fundación de Turismo. Ambos, junto a José Manuel Martínez Cenzano, han participado en acciones de promoción internacionales del Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España ejerciendo como ‘embajadores’ de Cuenca.

No ocurre lo mismo con Juan Ávila, que no viajó al extranjero durante su legislatura en la alcaldía, aunque sí participó en diferentes actos dentro del territorio nacional. El propio Ávila reconocía que a través del Grupo, y en colaboración con otras instituciones como Turespaña, se estaban desarrollando acciones de promoción internacional “que para ciudades pequeñas como Cuenca serían difíciles abordar en solitario”.

Viajes por el mundo

Los primeros viajes ‘patrimonio’ los hizo Cenzano. A iniciativa del Grupo viajó a Nueva York, Toronto, Roma y Lisboa. También se desplazó en dos ocasiones unos 9.000 kilómetros al otro lado del Atlántico, a Cuenca de Ecuador, pero no con Ciudades Patrimonio, sino como invitado por su homólogo ecuatoriano, Fernando Cordero. La primera ocasión, para asistir a la incorporación de Cuenca de Azuay a la red de Ciudades Patrimonio de la Humanidad y, la segunda, a los actos de conmemoración del 450 aniversario de la creación de esta urbe, fundada en 1557 por el conquense Andrés Hurtado de Mendoza, virrey de Perú.

Por su parte, el alcalde popular Francisco Javier Pulido viajó a Canadá, Noruega, Alemania, y Japón. Un nutrido abanico de destinos ya que se da la circunstancia de que Pulido ostentó durante un periodo la presidencia de Ciudades Patrimonio.

Al país nipón acudió en 2014. Se trataba de presentar la oferta turística del Grupo con el objetivo de impulsar las visitas de turistas japoneses a estos lugares y sus rutas temáticas. En esta misión turística participó también el ahora presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, como alcalde de Toledo.

La estancia del grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad, de varios días de duración, incluyó encuentros con autoridades y miembros de la Embajada Española en Japón, hispanistas, medios de comunicación generales y especializados, así como profesionales del sector turístico. A su llegada, los representantes de los municipios cenaron con un nutrido grupo de hispanistas japoneses, miembros de la Embajada Española en Japón y con el director del Instituto Cervantes, Víctor Ugarte. Asimismo, se celebró un workshop al que asistieron 120 profesionales, entre agentes y compañías de viajes. La jornada finalizaba con un cóctel y una cena en el que se realizó una presentación para agentes y compañías en presencia de todos los representantes de las Ciudades Patrimonio de la Humanidad.

En esas fechas, y según los datos del Grupo, el turismo japonés en España representaba un colectivo de 150.000 personas, que se desplazaba a nuestro país por motivos de ocio, con intereses fundamentalmente paisajísticos y culturales. El turismo de idioma constituía otro sector estratégico con un alto potencial de crecimiento, con 60.000 estudiantes de español en Japón.

Tras su estancia, Pulido hacía balance desde el Consistorio y detallaba los encuentros que se mantuvieron con profesionales del sector, al tiempo que mostraba su confianza en que este viaje tuviera una repercusión directa en el número de japoneses que vinieran a Cuenca capital, “estos turistas se han interesado mucho por las ciudades patrimonio y confiamos en que el viaje que hicimos dé sus frutos”, decía. En octubre de 2007 el destino fue Montreal y, un año más tarde, Pulido asistía en la ciudad alemana de Colonia a una jornada de trabajo organizada por el Grupo Ciudades Patrimonio- también asistía el entonces alcalde toledano García-Page- y a la ciudad Noruega de Bergen. Alemania era en ese año el segundo país del mundo con mayor número de turistas que visitaban España.

Finalmente, en sus dos años como alcalde, Ángel Mariscal ha realizado ya dos viajes internacionales. El primero de ellos tuvo lugar en octubre de 2016 a Budapest y el más reciente ha sido a Perú y Buenos Aires en marzo de este año.

 Solo un 10%

A pesar de estas acciones, y del incremento de los datos turísticos en los últimos años, el número de extranjeros  que vienen a la capital solo alcanza un 10-12 por ciento del total. Según los datos del INE, en 2016 visitaron Cuenca cerca de 200.000 turistas, de los que 173.000 procedían de diferentes provincias españolas y solo 22.000 de otros puntos del mundo. Encabezan el ránking países como Francia, EE.UU, Reino Unido, Alemania, Italia, China, Japón, Argentina o México.

Eso sí, según estos mismos datos, los repuntes de afluencia turística coinciden más con la celebración de eventos o efemérides culturales puntuales, visitas de personajes famosos, o la aparición de la ciudad en series o películas, que como consecuencia de viajes promocionales de los responsables políticos.

Etiquetas
Publicado el
4 de junio de 2017 - 18:24 h

Descubre nuestras apps

stats