El Gobierno recurre el adelanto del toque de queda a las 20.00 horas de Castilla y León

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en una imagen de archivo.

El Gobierno ha recurrido el adelanto del toque de queda de Castilla y León que entró en vigor este sábado a las 20.00 horas. En un comunicado enviado por la Delegación del Gobierno en esa comunidad, el ejecutivo anuncia que ha solicitado a la Abogacía General del Estado que interponga un recurso ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo contra la medida, que considera una "restricción de un derecho fundamental que no está amparada por el instrumento jurídico del estado de alarma". Fuentes del Gobierno indican que, aunque se abren a estudiar la ampliación del toque de queda, en la línea de lo que dijo ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que tenían que recurrir la norma castellano y leonesa "para no estar fuera de la legalidad”.

Tras conocer el recurso del Gobierno, la Junta de Castilla y León mantiene el pulso y ha informado a sus ciudadanos de que el toque de queda a las 20.00 horas sigue vigente en la comunidad. El ejecutivo autonómico considera que el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, como autoridad delegada, está amparado en el decreto de prórroga del estado de alarma para modular la hora de inicio de las restricciones, tal y como defienden los servicios jurídicos de la Junta. Al mismo tiempo, reclaman una vez más al Gobierno de Pedro Sánchez "instrumentos jurídicos seguros", que permitan a las comunidades actuar con rapidez para doblegar la curva de contagios

El ejecutivo cree que el Acuerdo 2/2021 de la Junta publicado este sábado en el Boletín Oficial de Castilla y León vulnera el Real Decreto 926/2000 por el que se declara el estado de alarma. Según el ejecutivo, el decreto determina "expresamente" en el artículo 5 como período para las limitaciones de la libertad de circulación de las personas el horario nocturno comprendido entre las 23:00 y las 6:00, con la posibilidad de que las autoridades competentes delegadas -los presidentes autonómicos- pudieran decidir el ámbito territorial de aplicación y modular su horario, pero adelantándolo o atrasándolo una hora.

Al fijar como hora de comienzo de la limitación las 20:00 horas, el Gobierno considera que el acuerdo "infringe nítidamente la regulación", y señala que el Gobierno autonómico no puede acogerse a las condiciones de 'modulación' que tanto el artículo 10 del Real Decreto 926/2020, como la disposición transitoria única del Real Decreto 956/2020, mediante la que se prorrogaba el estado de alarma hasta el 9 de mayo, otorgan a las autoridades competentes delegadas. La "modulación" que esgrimía el ejecutivo de Alfonso Fernández Mañueco, comporta la posibilidad de suspender, flexibilizar o relajar las limitaciones, "pero no – como es el caso – de intensificarlas o agravarlas".

El resto de medidas aprobadas este fin de semana por la Junta de Castilla y León para reducir los contagios, como la limitación de la movilidad entre las provincias de la comunidad autónoma, la reducción de aforos en eventos religiosos a un máximo de 25 personas (y un tercio del total) o las reuniones de más de cuatro personas no convivientes no han sido cuestionadas por el Gobierno.

Por su parte, el delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, se ha mostrado sorprendido por la decisión del Gobierno de Castilla y León que "excede las garantías jurídicas" y por la vía de la "unilateralidad", por lo que ha pedido que "rectifique" la norma de limitación nocturna. Según Izquierdo, es muy importante que la solución al conflicto jurídico se arbitre "a través del dialogo y de el consenso como han hecho otros presidentes autonómicos como el de el País Vasco, Andalucía o Galicia", y que utilice el cauce del consejo interterritorial del sistema nacional de Salud.

Etiquetas
Publicado el
17 de enero de 2021 - 10:17 h

Descubre nuestras apps

stats