Valladolid, Valencia y otros Ayuntamientos de la Red de Ciudades por la Agroecología piden aumentar el consumo local ante la crisis de la COVID-19

Dos agricultores en una explotación ecológica.

Los Ayuntamientos de la Red de Ciudades por la Agroecología, entre ellos los de Valladolid, Valencia, Córdoba y Zaragoza, reclaman a las administraciones una apuesta por la producción local y sostenible ante la crisis económica y social que ya está provocando la COVID-19.

La veintena de ciudades españolas que forman parte de la organización piden medidas como una compra pública responsable que fortalezca la producción y la distribución local, y el respaldo a los mercados de abastos y del pequeño comercio, dos iniciativas que además de estar en consonancia con los objetivos de la Agenda 2030 de la ONU, favorecen el empleo estable y la cohesión social.

Desde la Red de Ciudades por la Agroecología piden a las instituciones que a la hora de hacer compras públicas para abastecer a grupos sociales vulnerables como son, por ejemplo, los estudiantes con beca comedor, se prime la economía local y ecológica en lugar de llegar a acuerdos con grandes cadenas de restauración.

Según explican, la compra pública sostenible favorece a sectores como el de la agricultura familiar, ecológica; la elaboración artesanal de alimentos; la ganadería extensiva o la pesca; y juega también un "papel fundamental" a la hora de garantizar una alimentación saludable, accesible y respetuosa con el medio ambiente.

La crisis sanitaria del coronavirus pone de relieve, señalan desde la Red, la importancia de una alimentación sana como estrategia de salud preventiva. Al aumentar el consumo de productos vegetales frescos, legumbres, cereales o frutos secos, se reduce la ingesta de procesados y ultraporcesados, por lo que también se mejora la salud de forma directa.

Una forma de paliar los efectos de la crisis económica

"El refuerzo de los tejidos económicos locales y sostenibles es una forma de adelantarnos a la reconstrucción que, tras la crisis, habrá que afrontar", señalan desde la Red de Ciudades Agroecológicas. Por ello en el comunicado reclaman un apoyo a los canales de distribución de proximidad, incluyendo los mercados de abastos y de calle, las asociaciones de consumo y el pequeño comercio, experiencias similares al Ecomercado de Valladolid y de otras ciudades españolas.

Tanto con el apoyo a la compra pública con perspectiva local y ecológica como el respaldo a los canales de distribución de proximidad, se contribuye a paliar los efectos de una crisis económica, ya que se refuerza a aquellos sectores aportan "empleo estable, seguridad, calidad, y una cohesión social que hoy, más que nunca, necesitamos".

Etiquetas
Publicado el
14 de abril de 2020 - 19:04 h

Descubre nuestras apps

stats