Más del 90% de ancianos contagiados de COVID-19 y 20 fallecidos por un brote en una residencia de Tremp (Lleida)

Imagen de la residencia afectada de Tremp

ACN


2

El brote de COVID-19 de la residencia de ancianos Filella-Sant Hospital de Tremp, en la provincia de Lleida, ha alcanzado los 130 ancianos contagiados de un total de 141. Es decir, que la transmisión ha afectado a más del 90% de los usuarios. En total 20 han fallecido.

Los datos los facilitadó inicialmente el Departamento de Salud, que añadió que hay 32 trabajadores positivos (de una plantilla de 70). Este miércoles los ha actualizado la alcaldesa de la ciudad, Maria Pilar Cases: actualmente hay 102 ancianos positivos dentro del centro y ocho están en el hospital comarcal. Los negativos, excepto uno, han sido trasladados a otras instalaciones.

Salud intervino la residencia el pasado sábado cuando la propagación del virus ya se había desbordado en el centro. Desde entonces, de manera provisional la dirección y gestión del centro la asumió Gestió de Serveis Sanitaris (GSS) en vez de la gestora actual, la Fundación “Sant Hospital de Tremp - Fundación Filella”.

Según Salud, la intervención de la residencia se hizo para “estabilizar” el brote de COVID-19 que se detectó el pasado fin de semana, después de realizar un cribado masivo a todos los usuarios. La Generalitat defendió que velará porque la actividad se preste con “las debidas garantías y se adopten las medidas de intervención establecidas”.

Con esta intervención, las dotaciones de personal necesarias en el centro residencial las aportará la nueva gestora y el personal actual del centro quedará bajo su dirección, que se coordinará con la dirección asistencial del Hospital Comarcal del Pallars. Además, ya se ha activado el apoyo de la Atención Primaria y del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

Paralelamente, el Ayuntamiento de la capital de la comarca del Pallars Jussà decidió tomar el martes medidas adicionales para frenar el índice de contagios en el municipio. Así se ha recomendado a la ciudadanía evitar al máximo la movilidad y se han cerrado equipamientos deportivos y los parques infantiles. La alcaldesa María Pilar Casas hizo un llamamiento a no hacer “reuniones innecesarias” y consumir comida para llevar en los bares y restaurantes.

Las restricciones se prevén mantener al menos hasta el 14 de diciembre y también incluyen la reanudación de clases telemáticas en la Escuela Municipal de Música, la suspensión de las actividades previstas en el Espacio Cultural La Lira, y el servicio sólo de préstamo en la biblioteca pública Maria Barbal. Desde el consistorio se remarca que las medidas se toman, no porque los equipamientos o servicios sean focos de contagio, sino porque hay que evitar en todo momento la movilidad y los encuentros entre personas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats