La portada de mañana
Acceder
Así cambia el riesgo de contagio bajo techo según las medidas y los asistentes
Los nervios se disparan en la fase final de las negociaciones del Brexit
Opinión - Ustedes que pueden, no celebren la Navidad, por Neus Tomàs

Hallada en unas obras en Barcelona una fosa de la Guerra Civil con dos restos óseos cubiertos de cal viva

Restos óseos localizados en Sarrià

La construcción de dos viviendas en el distrito barcelonés de Sarrià Sant Gervasi ha acabado con sorpresa. Los obreros hallaron el pasado 27 de mayo restos óseos correspondientes a dos hombres jóvenes ejecutados durante la Guerra Civil. Según el primer análisis del servicio de arqueología del Ayuntamiento de Barcelona, se trataría de la segunda fosa de la Guerra Civil localizada en la ciudad, después de la que había al lado del cementerio de Montjuïc.

Lo que llama la atención del descubrimiento es que, a diferencia de Montjuïc, no hay ningún cementerio cerca. El hallazgo se ha hecho en el número 10-20 de la calle Ràfols, en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi, una de las zonas ricas de la ciudad. Los trabajos arqueológicos han permitido confirmar la existencia de una fosa en uno de los cortes de un pozo de cimentación, y se han podido recuperar los restos óseos de dos individuos adultos (en torno a los 30 años) cubiertos con cal viva.

Según explican los arqueólogos municipales, en un primer momento pareció que los restos podrían estar relacionado con la iglesia del Sagrado Corazón de Sarrià, que está a escasos 50 metros de las obras. Así, la primera hipótesis apuntaba a que se trataría de una zona de inhumaciones para muertes por enfermedades infecciosas, debido a la presencia de cal viva en los finados, cuyo uso era habitual para enterrar a los muertos causados por infecciones como el cólera.

Sin embargo, y de una forma provisional a falta de análisis más exhaustivos, algunos de los pocos objetos que se han documentado en el entorno de las inhumaciones (cremallera, botón, hebillas...) hacen pensar que se trataría de algunas de las primeras personas represaliadas de la Guerra Civil en Barcelona.

Los individuos estaban dispuestos uno encima del otro. El cráneo que está bien conservado tiene un orificio de entrada de una bala en el hueso occipital. En el maxilar hay algunas piezas dentarias de oro. El equipo de arqueología sigue trabajando en el solar haciendo el control de los rebajes de tierra por si se localizan otros restos arqueológicos de este mismo momento o de fases históricas anteriores.

El hallazgo ha sido comunicado a la dirección general de memoria democrática, adscrita al departamento de Justicia la Generalitat. De acuerdo con el artículo 7 de la Ley 10/2009, del 30 de junio, sobre la localización y la identificación de las personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura franquista, y la dignificación de las fosas comunes, la Generalitat se hará cargo del estudio antropológico y genético de las mismas.

Si se llega a determinar la identidad de los restos óseos humanos hallados, éstos deberán ser devueltos, junto con todos los objetos materiales asociados, a su familia; en caso de no poder determinar la identidad, deberán ser inhumados en un cementerio de Barcelona.

Etiquetas
Publicado el
6 de junio de 2019 - 18:09 h

Descubre nuestras apps

stats