Manuel Valls, al ralentí en Barcelona: solo dos comisiones municipales en lo que va de mandato

Manuel Valls

El día a día de los partidos pequeños, ya sea en el Congreso o en los ayuntamientos, suele ser muy ajetreado. Sus pocos cargos electos se multiplican para asistir a comisiones mientras los partidos grandes se reparten más fácilmente el trabajo. No es el caso de Manuel Valls. El líder de Barcelona pel Canvi, el grupo más pequeño del Ayuntamiento junto al PP –dos concejales– no ha ido a casi ninguna comisión. Lo ha dejado en manos la portavoz y número dos del grupo, Eva Parera, que ostenta también la única presidencia de distrito del partido: Sarrià-Sant Gervasi.

Manuel Valls: "El debate entre una España roja y una negra, o entre golpistas y fascistas, no corresponde a la realidad"

Manuel Valls: "El debate entre una España roja y una negra, o entre golpistas y fascistas, no corresponde a la realidad"

Valls desembarcó en Barcelona para arrebatar la alcaldía a Ada Colau, pero la jugada no le salió como esperaba. Aspiraba a aglutinar a todo el constitucionalismo y tuvo que conformarse a sumar solo a Ciudadanos, de quienes se separó tras las elecciones porque quiso apoyar a los 'comuns' frente a un alcalde independentista como Ernest Maragall. Se quedó con dos de sus seis ediles. Desde entonces estudia si dar el salto a la política autonómica o estatal, para lo que ya ha registrado su partido.

Pero mientras tanto, el grueso de la actividad pública de su grupo la asume Parera. Excepto a los plenos, a los que ha acudido sin falta cada mes, Valls no figuraba como miembro de ninguna de las cuatro comisiones sectoriales del Ayuntamiento (Urbanismo, Presidencia y Seguridad, Derechos Sociales y Economía). De las 18 sesiones que se han celebrado desde que empezó el mandato, Valls ha acudido a dos. El resto las ha asumido Parera. En el parecido caso del PP, que tiene dos ediles, Josep Bou y Óscar Ramírez se lo han repartido al 50%.

La primera de las dos sesiones de comisión a las que ha asistido Valls fue la de Urbanismo el pasado mes de octubre. Allí defendió una propuesta para rebajar la tasa a las motos y bicis de 'sharing' y ampliar sus licencias. Un mes después acudió a la comisión de Presidencia y Seguridad, donde entre otros temas iba a llevar una proposición contra la acampada independentista en plaza Universitat, pero la retiró tras el desalojo de la protesta esa misma madrugada a cargo de la Guardia Urbana.

En materia de comisiones, recientemente Barcelona pel Canvi ha pedido que se inscriba a Valls como miembro de la de Presidencia y Seguridad, con lo que se espera que a partir de ahora asista a ésta. Desde su equipo aseguran que solo en la próxima semana tiene previsto participar en dos comisiones. También que, pese al reparto visible de tareas, Valls asume labores de estrategia política o reuniones y visitas con agentes sociales de la ciudad. Asimismo, añaden que el exprimer ministro francés se ha centrado este primer semestre en la construcción y consolidación del grupo.

En esa distribución dentro de Barcelona pel Canvi, Parera también se ha quedado la presidencia del distrito de Sarrià-Sant Gervasi –la única que ostenta la formación– y la silla que les corresponde en el consejo de administración de Barcelona Serveis Municipals. La ex de Unió también asiste sin falta a los plenos del Área Metropolitana de Barcelona (AMB). Valls, en cambio, ha ido a tres de las siete sesiones que se han celebrado, incluida la constitutiva, según las actas.

Presidentes de grupo municipal fuera del gobierno, como Mari Luz Guilarte (Ciudadanos) y Elsa Artadi (JxCat), acuden más regularmente a los plenos del AMB. También Ernest Margall, de ERC, aunque en su caso tampoco suele ir a comisiones del Ayuntamiento. Ha participado en dos. Pero el que es responsable del principal grupo municipal del Ayuntamiento se apoya en otros 10 ediles, y además integra la Junta de Gobierno del AMB, cuyas reuniones no suele eludir, como vicepresidente de Internacional y Cooperación.

El salto a la política autonómica o estatal

El exprimer ministro francés, que amagó durante la precampaña con su marcha del consistorio si no ganaba la alcaldía, sigue de momento como concejal. Pero su entorno trabaja para crear una marca con la que concurrir a elecciones más allá del ámbito municipal. Con este objetivo registraron sus nuevos estatutos en el Ministerio del Interior. Aunque no hay elecciones a la vista, en Catalunya se podrían convocar en cualquier momento si se confirma la inhabilitación de Quim Torra. 

En plenos altercados posteriores a la sentencia del procés, Valls dejó entrever su intención de concurrir a unos comicios autonómicos. "Quiero ser uno de los protagonistas del cambio en Catalunya, porque Catalunya necesita esperanza y no pequeña política”, afirmó, y preguntado explícitamente sobre una candidatura, añadió: "Ya veremos, todavía no hay elecciones, quiero ser útil y está por ver la mejor manera de ser útil". 

Que Valls parece más interesado en la política general que en la municipal, al menos de cara al público, lo demuestra incluso su cuenta de Twitter, en la que opina principalmente sobre la actualidad española y catalana. El líder de Barcelona pel Canvi ha sido muy crítico con el gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos. "Avanzamos hacia una crisis de Estado generada por los nacionalismos", expresaba en un comunicado. En sintonía con su trayectoria, defendía que PSOE, PP y Ciudadanos tenían el "deber moral" de pactar. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats