Caos administrativo en Catalunya en la gestión de ayudas a los trabajadores afectados por la epidemia

Los bares y restaurantes catalanes llevan cerrados desde el 16 de octubre pasado

Crece el malestar en Catalunya entre aquellos trabajadores que se han visto más golpeados por la crisis económica derivada del coronavirus. En solo dos días, la Generalitat ha incendiado a los autónomos por el colapso en el reparto de unas ayudas directas de 2.000 euros y, por otra parte, varios sindicatos han denunciado que la Administración central todavía no ha abonado la prestación por desempleo a buena parte de solicitantes que se quedaron en paro desde el pasado mes de agosto, es decir, hace tres meses. El resultado ha sido un caos administrativo que ahonda en el malestar de los trabajadores y autónomos que se han visto afectados por las restricciones económicas, cuando se cumplen nueve meses desde el inicio de la pandemia.

Por parte del Govern catalán, la problemas en la concesión de la ayuda a los autónomos ha desatado una tormenta dentro del Ejecutivo, con los partidos de la oposición y con los propios afectados. El Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia, del que depende la ayuda, y el de Políticas Digitales y Administraciones Públicas, al frente de la web, se han acusado mutuamente de ser los responsables del colapso del servidor. El primero tiene un conseller de ERC y, el segundo, de JxCat. Mientras tanto, el resto de formaciones han pedido a ambos que den explicaciones de lo sucedido en el Parlament.

La indignación de los autónomos ha sido tan fuerte que el Govern ha acabado pidiendo perdón este martes al tiempo que se ha abierto a prorrogar la cuantía de la ayuda. "Lamentamos que no haya ido como debería haber ido y pedimos disculpas en nombre del Govern a aquellos que han estado haciendo intentos para acceder y finalmente no han podido tramitar esta ayuda”, ha expresado la consellera portavoz Meritxell Budó en rueda de prensa.

Tras la polémica, los responsables de los departamentos afectados se reunieron el martes por la tarde para estudiar la situación. En un comunicado, el Govern anunció la puesta en marcha de nuevas ayudas para mejorar el alcance de las prestaciones y la creación de un equipo interdepartamental coordinado por la vicepresidencia para coordinar el acompañamiento económico a los sectores afectados.

Con todo, el Govern ya había reconocido por la mañana que el problema de fondo es que la Generalitat no dispone de los recursos que harían falta para compensar las pérdidas de los autónomos. "La realidad es que no hay suficiente dinero para hacer frente a lo que la gente necesita", ha señalado Budó durante la rueda de prensa. Según las cifras del departamento de Trabajo, unos 100.000 autónomos cumplían los requisitos para acceder a la ayuda, mientras que únicamente se aceptaban las 10.000 primeras solicitudes.

Dos días de "lotería" para autónomos

Lo que ha ocurrido con los autónomos es que el lunes se abrió el plazo para solicitar la ayuda extraordinaria y directa de 2.000 euros y desde el primer momento el servidor colapsó. Miles de profesionales, que han visto caer sus ingresos durante la pandemia, trataron durante horas de hacer el trámite, conscientes de que la subvención se otorgaba por orden de solicitud. Es decir, que si el fondo era de 20 millones de euros, se iban a tramitar ayudas de 2.000 euros hasta alcanzar las 10.000. Al alcanzar esta cifra, que supone el 2% de los 550.000 autónomos que hay en Catalunya, se cerraba el proceso. 

Tras bloquear el formulario debido a la saturación, este martes la Generalitat reabrió el servidor, que volvió a registrar múltiples incidencias. Aun así, a las 12 h del mediodía ya habían registrado las 10.000 solicitudes. En un comunicado, desde Trabajo y Asuntos Sociales han anunciado que estudiarán la ampliación de esta ayuda y un "nuevo mecanismo" que evite que se repitan las "incidencias informáticas" de esta semana.

Sindicatos como CCOO o UGT han cargado contra la Generalitat por los fallos de la web, que no estaba preparada para tal cantidad de peticiones, aunque ya pasó lo mismo con las ayudas de 1.500 euros a las pequeñas empresas del sector de la hostelería, un fondo de 40 millones que anunció el Govern el día que decretó el cierre de bares y restaurantes. En esta ocasión, la avalancha se ha vuelto a producir y, por ejemplo, entre las 9 h y las 10 h de este martes el servidor llegó a recibir hasta 400.000 intentos de solicitud. 

Después de pasarse horas enganchados al ordenador y actualizando la web, decenas de autónomos han volcado su frustración en las redes sociales a través del hashtag #LoteriaAutònoms. En él, muchos denunciaban no entender cómo es posible que se haya decidido otorgar unas ayudas como estas con un proceso de concurrencia no competitiva, es decir, básicamente por orden de solicitud (además de cumplir algunos criterios básicos como una base imponible en la última declaración de la renta de menos de 35.000 euros o una facturación de menos de 13.500 en lo que va de 2020). 

Desde Trabajo y Asuntos Sociales han justificado este criterio por ser unas ayudas extraordinarias y urgentes, y fuentes de la conselleria recordaban este martes que el modelo se pactó en el Consejo del Trabajo Autónomo de Catalunya (CTAC), en el que hay sindicatos, empresas y asociaciones.

Los parados, con problemas desde agosto

A los problemas en la gestión de ayudas a los autónomos este mismo martes se ha sumado la información avanzada por la agencia ACN sobre los retrasos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) a la hora de pagar el paro. Según la denuncia de sindicatos como CC.OO., solo uno de cada cinco trabajadores catalanes que han perdido su empleo desde agosto pasado han cobrado la prestación de desempleo que les corresponde, entre quienes acumulan retrasos y los que están a la espera de que se reconozca su derecho al paro. El colapso del SEPE se produce desde la primera quincena de agosto y en Catalunya afecta principalmente a la provincia de Barcelona, y también a otras como Baleares y Madrid.

El secretario de trabajo de CC.OO. de Catalunya, Ricard Bellera, asegura que la mayoría de los nuevos parados se encuentran en un "cuello de botella" del SEPE que tiene que ver con la falta de recursos humanos y materiales de la administración laboral, después de que se hayan multiplicado hasta por cinco los expedientes. "Hay demasiada gente que lleva muchos días sin cobrar", afirma Bellera, que indica que la mayoría de los afectados provienen de sectores relacionados con el turismo. "Son trabajadores que ya estaban con rentas muy bajas, por lo que un retraso en estos colectivos es especialmente sangrante", explica.

Desde el sindicato CSIF, mayoritario en la administración, el responsable sindical del SEPE, Luís González, indica que este servicio ha tenido que hacer frente a una "avalancha" de más de 8,5 millones de expedientes desde marzo. "Ha sido la tormenta perfecta y, aunque en general se ha ido sacando, sí hay oficinas que están muy colapsadas, en Barcelona y en otros puntos", indica el funcionario. Según González, la contratación que se está haciendo en el servicio de empleo no es suficiente porque en su mayoría se trata de personal interino por seis meses, tiempo en el que no se llega a dominar el campo de las prestaciones, que requiere de profesionales.

"Lo que pedimos desde el CSIF es que nos igualen a 40 horas semanales, como tiene la Seguridad Social. Solo con esto se solucionaría el problema en un 80%", indica el responsable sindical.

Fuentes del Ministerio de Trabajo, en cambio, niegan que el SEPE esté sufriendo la situación de colapso que describen los sindicatos y circunscriben el retraso a "casos puntuales". Según indican, la carga de trabajo se ha multiplicado en las oficinas del Servicio de Empleo en Barcelona y otras provincias, por lo que se han visto obligados a reforzarlas desde otras zonas geográficas, pero aseguran que no les consta la existencia de un atraso generalizado. "Estamos haciendo un esfuerzo extraordinario para garantizar que se cobran las prestaciones", apostillan desde el Ministerio.

Estas explicaciones no convencen a los sindicados, que aseguran que el SEPE necesita mayores refuerzos para hacer frente a la avalancha de expedientes de ERTE y de desempleados. Desde CCOO recuerdan que la plantilla del servicio estatal se redujo entre un 30 y un 40% en la anterior crisis y que, desde entonces, nunca se ha vuelto a alcanzar la cifra de gestores. Según sus cifras, en la provincia de Barcelona se han incorporado se ha pasado de 460 a 700 efectivos, un número muy inferior a lo que ha crecido la carga de trabajo. "Es imposible que puedan con todo y lo que ha pasado es que ahora sencillamente se han dedicado mucho a los ERTES y han dejado más de lado las prestaciones de desempleo, por lo que se ha producido un cuello de botella", apostilla Bellera.

Los restauradores piden a la Generalitat reabrir este fin de semana

Casi un mes después de que Catalunya decretara el cierre de toda la hostelería, el Gremio de Restauradores ha congregado este martes a una setentena de empresarios, entre ellos algunas de las principales estrellas de la alta cocina catalana, para reclamar a la Generalitat que permita reabrir los locales este fin de semana. El director de la organización empresarial, Roger Pallarols, ha reivindicado un "nuevo proceso de desescalada" pactado entre la administración y el sector que permita abrir con ciertas condiciones.

Entre otras cuestiones, los restauradores consideran que las terrazas pueden volver a abrirse íntegramente sin riesgos, y también reclaman que se permitan abrir los interiores con aforos del 50% y distancia de seguridad de 1,5 metros entre comensales. La petición incluye también el compromiso de cerrar a las 23 horas, de controlar la temperatura y, con el consentimiento de los clientes, proponen mantener un registro de los comensales que pueda agilizar el rastreo en caso de contagios.

La propuesta ha sido consensuada este martes y será enviada a las consellerias involucradas, según ha afirmado el Gremio en una nota de prensa en la que piden a la Generalitat "escuchar, negociar y rectificar". Lo contrario, afirman, está "llevando a la ruina" al sector.

Etiquetas
Publicado el
10 de noviembre de 2020 - 22:32 h

Descubre nuestras apps

stats