Científicos, empresarios y activistas lanzan un manifiesto para impulsar grandes proyectos eólicos y solares en Catalunya

Proyección de cómo sería el parque eólico en el Cap de Creus

ACN


1

Científicos, empresarios y activistas han unido sus voces en un manifiesto a favor de la puesta en marcha de grandes proyectos de energía eólica y solar como camino para acelerar la transición ecológica. Para los firmantes, la magnitud de la “crisis climática” actual hace urgente emprender la transición energética de forma inmediata y “a gran escala”. Nombres como el del explorador de National Geographic Enric Sala o el del director ejecutivo del consorcio internacional Global Carbon Project, Pep Canadell, apuestan por superar el debate entre pequeñas y grandes instalaciones y por un modelo energético “híbrido ”.

Vientos de polémica en el 'boom' de la energía eólica

Vientos de polémica en el 'boom' de la energía eólica

“Desgraciadamente, Catalunya está a la cola de Europa y de España en soberanía energética y energías renovables. Estamos muy lejos de países de dimensión similar a la nuestra como Bélgica o Dinamarca, que con menos sol tienen 6.000 y 8.000 MW de capacidad de producción fotovoltaica instalados; aquí tenemos 455 MW”, alerta el documento. En este sentido, se recuerda que en el resto de España las energías verdes progresan “mucho más rápidamente” y ya en 2021 se generó un 46,7% de la electricidad con fuentes renovables.

Según el manifiesto, el peso de las renovables en Catalunya es del 17,5%. “A pesar de este enorme retraso, el Govern se ha comprometido a hacer posible una sociedad neutra en carbono en 2050, reduciendo el consumo de energía un 41% respecto a 2017 y obteniendo un 97,5% de toda la energía de fuentes renovables”, apunta el texto. Sin embargo, los firmantes avisan de que para alcanzar los objetivos fijados hará falta multiplicar por 33 la capacidad actual de producción solar y eólica en el país.

“Centrales fotovoltaicas y parques eólicos —terrestres y marinos— deben pasar a formar parte de nuestro paisaje. Son imprescindibles para garantizar el suministro de energía a centros urbanos, industria o equipamientos esenciales (como hospitales, depuradoras, etc.). Y un aprovechamiento decidido del viento allá donde más sopla y del sol allá donde más irradia avanzaremos hacia el ineludible cambio que encaramos como civilización”, apunta el manifiesto.

El documento también indica que la “magnitud de la crisis climática” es “demasiado grande” para restringir su respuesta el despliegue de las energías renovables en tejados y terrenos “marginales”. “El riesgo de colapso social y económico es demasiado grave para no emprender la transición energética de forma inmediata ya gran escala. Es nuestro deber proveernos de energía con los recursos renovables al alcance y dejar de exportar los impactos de la producción de energía en otros sitios. Tenemos la obligación de crear un sistema energético cero emisiones en tiempo récord”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats