La portada de mañana
Acceder
Los contagios entre vacunados dejan en el aire las cenas de empresa
Preguntas y respuestas sobre la vacunación de los niños pequeños
OPINIÓN | Imaginen la peor de sus pesadillas, por Rosa María Artal

El fiscal pide dos años y nueve meses de cárcel a Sandro Rosell por fraude fiscal

Rosell, en una imagen de archivo

La Fiscalía de Barcelona ha pedido dos años y nueve meses de cárcel al expresidente del F.C. Barcelona Sandro Rosell por un delito contra la Hacienda Pública al haber defraudo al fisco más de 230.000 euros en el año 2012. El empresario ya ha devuelto la cantidad defraudada más los intereses, por lo que el fiscal le aplica la circunstancia atenuante de reparación del daño.

En su escrito de acusación, el fiscal describe la "conducta de defraudación a la Hacienda Pública" de Rosell en el año 2012 para no pagar el IRPF que le tocaba. Además de la pena de prisión, el fiscal solicita para Rosell una multa de 300.000 euros y la pérdida de posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas y del derecho a gozar de beneficios fiscales durante tres años.

El "mecanismo defraudatorio" utilizado por Rosell, según el fiscal, fue deducirse indebidamente gastos a través de una sociedad que administraba. De esta forma Rosell obtuvo unas rentas que ocultó en su declaración de IRPF del año 2012 cuando en realidad sí estaban vinculadas a su actividad profesional.

La sociedad, con sede en el domicilio del propio Rosell, carecía de estructura empresarial y sus únicos trabajadores eran cinco personas que se encargaban del mantenimiento y la limpieza de las oficinas y de la segunda residencia del expresidente del Barça.

Con el mismo objetivo de "ocultar las verdaderas cifras derivadas de su renta", el fiscal mantiene que Rosell declaró en 2012 una pérdida patrimonial de 21.016,11 euros como consecuencia de una supuesta venta de unos inmuebles adquiridos tres años antes, cuando en realidad no se trató de una adquisición "sino de una opción de compra". Y tampoco declaró las rentas inmobiliarias correspondiente a un inmueble de su propiedad en un pueblo de Girona.

En conjunto, concluye el fiscal, Rosell dejó de ingresar en la Hacienda Pública la cantidad de 230.591,62 euros en el ejercicio 2012, cantidad que el expresidente del Barça ya reintegró en 2019 al fisco más 57.000 euros correspondientes a los intereses de demora.

Salvo que termine en un pacto entre las partes, será la segunda causa que afecta al expresidente del Barça que llegue a juicio. En la primera la Audiencia Nacional lo absolvió de haber blanqueado dinero relacionado con comisiones por la comercialización de derechos televisivos de la selección de Brasil. Rosell pasó 22 meses en prisión preventiva antes de ser absuelto.

Etiquetas
Publicado el
19 de octubre de 2021 - 20:57 h

Descubre nuestras apps

stats