El Govern defiende no ampliar restricciones para Nochevieja en Catalunya pese a las críticas de los médicos

Aragonès y Budó, en la reunión de Govern

La negativa del Govern a endurecer las restricciones para Nochevieja ha provocado la crítica unánime de médicos y expertos sanitarios, que han alertado sobre el aumento de positivos y hospitalizaciones y han advertido de que este mes de enero el sistema sanitario catalán puede volver a verse tensionado una vez reciba los contagiados durante las fiestas navideñas. El Ejecutivo catalán no ha querido echar más leña al fuego y ha defendido las medidas actuales.

Tras la última reunión del Consell Executiu de este año, a la consellera de Presidència y portavoz, Meritxell Budó, le ha tocado defender la falta de decisiones de este lunes del Govern cuando durante el fin de semana el conseller de Interior, Miquel Sàmper, había augurado que el aumento de contagios obligaría a aumentar restricciones para nochevieja. "Escuchamos y respetamos las críticas pero al Govern nos toca tomar decisiones", ha afirmado, pese a que el principal reproche de los científicos al Govern es precisamente la falta de medidas. El Govern se limita a confiar en la responsabilidad ciudadana.

El nuevo episodio de confusión gubernamental ha provocado las críticas prácticamente unánimes del colectivo médico. El jefe de Epidemiología del Hospital Clínic, Antoni Trilla, ha afirmado que esperaba un "endurecimiento" de las restricciones en Nochevieja ante una situación "inestable". "Supongo que el Gobierno tiene más datos de los que tengo yo", ha lamentado en RAC-1 Trilla, quien también ha alertado de que las dos próximas semanas serán "de mucha tensión y mucha atención".

Por su lado, el presidente del Col·legi de Metges de Barcelona (COMB), Jaume Padrós, ha exigido al Govern medidas "más contundentes" en Nochevieja. "No lo entiendo, el número de contagios y de hospitalizaciones no para de crecer. Hay que reducir los contactos ya", ha aseverado Padrós, para a renglón seguido instar al Govern a "actuar". Misma visión ha mostrado el investigador Salvador Macip, que en una entrevista en Catalunya Ràdio ha pedido "restricciones más severas". "El Govern se equivoca, tendría que echar el freno", ha agregado.

Preguntada sobre a qué expertos ha consultado el Govern para decidir no endurecer las medidas, Budó ha dicho que son de la conselleria de Salud, sin más precisión. "Las medidas drásticas ya las tomamos", ha terciado Budó.

Los datos dan la razón a los médicos: Catalunya ha sumado este martes 3.010 nuevos contagios y 58 muertes por COVID-19 en las últimas 24 horas y el número de pacientes en los hospitales ha aumentado por cuarto día consecutivo con 40 nuevos ingresos hasta llegar a los 1.776. Del total de ingresados, 374 (37 más que este lunes) están graves en la UCI. El pasado viernes, día de Navidad, los pacientes ingresados en los hospitales catalanes por COVID eran 1.520, una cifra que en cuatro días ha aumentado en 256 hasta alcanzar los 1.776 de este martes.

De cara al resto de las fiestas, las medidas se aprobaron el 21 de diciembre y estarán en vigor hasta el 11 de enero y contemplan, entre otras excepciones, alargar el inicio del toque de queda para Nochevieja hasta la 1 de la madrugada y hasta las 23h de la noche la Reyes, además de permitir los desplazamientos en toda Catalunya para ver a familiares y allegados. Las reuniones se mantienen en un máximo de 6 personas, a excepción de Nochevieja y Reyes, cuando se permitirán hasta 10 personas de dos burbujas diferentes.

Sigue estando prohibido salir de la comarca de residencia –salvo para ir a trabajar–, pero se permiten las salidas y entradas para ver a familiares, para las reuniones de las fechas señaladas de Navidad, y también para acudir a segundas residencias o establecimientos dentro o fuera del territorio catalán. También se mantienen las restricciones horarias en bares y restaurantes, que solo pueden abrir de 7:30h a 9:30h y de 13:30h a 15:30h.

Etiquetas
Publicado el
29 de diciembre de 2020 - 14:58 h

Descubre nuestras apps

stats