Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Los jueces reprochan el “menosprecio a las mujeres” de los acusados de tres violaciones grupales en Castelldefels

Juzgados de Gavà donde se instruye el caso

Oriol Solé Altimira

5

Un “modo de proceder habitual, repetido y sostenido en el tiempo” consistente en un “menosprecio y cosificación de las mujeres impropios del siglo XXI”. Así se expresa la Audiencia de Barcelona en los autos por los que ha mantenido en prisión a cuatro de los cinco investigados por al menos tres violaciones múltiples en Castelldefels.

El modo en que los investigados trataban a las mujeres, reflejado en el chat de Whatsapp que compartían y donde alardeaban de sus agresiones sexuales, conlleva un riesgo de reiteración delictiva que solo puede evitarse mediante el mantenimiento en prisión, concluye la sección 6ª de la Audiencia de Barcelona en un auto adelantado por La Vanguardia y al que ha tenido acceso elDiario.es.

Los togados reprochan a las defensas de los investigados que cuestionen a las víctimas para intentar salir de prisión. Afean los jueces a las defensas que exijan a las mujeres que sean “víctimas perfectas” y que deban recordar todos los detalles vividos “sin la mínima contradicción” y obviando su estado psicológico.

Es más, los propios mensajes enviados por los investigados en su Whatsapp, recuerdan los jueces, contradicen el alegato de que las relaciones fueron consentidas. En especial los referentes a la tercera víctima, de quien ellos mismos destacaron que no se tenía en pie debido a la ingesta de alcohol y que la habían “reventado”. En el grupo los hombres también se advirtieron de no avisar a la policía: “Como alguno la lie y se ponga nervioso y no diga la verdad nos vamos todos a la cárcel”.

“¿Desde cuándo una tía es solo para uno?”, expresa otro de los chicos en agosto, para a renglón seguido apostillar: “Aquí yo consigo tías y si no invitó que”. “La chica va muy borracha, se aproxima trío”, tercia otro encarcelado durante el mismo mes.

 “Te pueden buscar la ruina por un polvo que no vale la pena. ¿Pero no dice nada de violación ni nada no? Esa palabra da miedo, sabes cómo están las cosas. Una violación seria ir por la calle pillar a una tía atarla y eso. Igual ella dijo que no quería hacer de todo y lo hicimos, es diferente”, asevera el cuarto encarcelado en otro mensaje días después.

Pese a que tienen su trabajo y familia en España, la Audiencia de Barcelona, al igual que la instructora, aprecia riesgo de fuga en los investigados ante las altas penas de prisión a las que se exponen. Para acordar la prisión provisional también ha sido decisivo el riesgo de reiteración delictiva basado en su menosprecio a las mujeres.

Sobre el quinto acusado este jueves se ha celebrado una vista para decidir sobre su salida de prisión. Según fuentes jurídicas, su defensa ha pedido la libertad en base al arraigo en España, y las acusaciones se han opuesto. Salvo sorpresa mayúscula los jueces lo mantendrán entre rejas.

Etiquetas
stats