eldiario.es

9

CATALUNYA

Libertad provisional para la tuitera que amenazó al juez Llarena y a su familia

La detenida se acoge a su derecho a no declarar sobre el tuit en el que llamaba "hija de puta" a la esposa del juez Llarena e instaba a que su familia supiera "que no podrán ir por la calle"

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena en una conferencia en Oviedo.

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena en una conferencia en Oviedo. José Luis Cereijido / EFE

Tres días después de que la Fiscalía abriera una investigación, los Mossos d'Esquadra han detenido a la usuaria de Twitter que amenazó al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena y a su familia en Reus (Tarragona). El juzgado de instrucción 3 de la localidad, en funciones de guardia, ha dejado en libertad a la detenida, una mujer de la población tarraconense.

Según han informado fuentes judiciales, la causa está abierta por un delito de amenzas y se mandará a los juzgados penales de Reus para juicio. En función de la gravedad de la amenaza que determine el juez, la mujer podría ser condenada a una multa o incluso a penas menores de cárcel.

Este jueves la detenida se ha acogido a su derecho a no declarar sobre el tuit en el que llamaba "hija de puta" a la esposa del juez Llarena, desvelaba su profesión y la localidad catalana donde el magistrado y su familia tienen una residencia. "Tienen que saber que a partir de ahora no podrán ir por la calle", añadía la mujer en su tuit.

La Fiscalía explicó que el mensaje puede ser constitutivo de un delito de amenazas porque de su contenido "no se desprende sino la intención de provocar intranquilidad de ánimo, inquietud y zozobra en las personas que en el mismo se designan, o la de impedirles o dificultarles su libertad de obrar".

De ahí que el fiscal superior de Catalunya, Francisco Bañeres, instara a los Mossos para identificar a la autora del tuit. Asimismo, ordenó a la policía catalana que activara las medidas necesarias para la "protección personal" de la familia del juez Llarena. Antes de ser magistrado del Tribunal Supremo, Llarena desarrolló su carrera en la Audiencia de Barcelona, de la que llegó a ser presidente.

El magistrado ha recibido un alud de críticas desde círculos políticos y jurídicos por procesar por rebelión a los dirigentes independentistas, un delito que requiere violencia, y por ordenar el reingreso en la cárcel este viernes de Jordi Turull y otros cuatro diputados.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha