La portada de mañana
Acceder
Los sanitarios advierten de la grave situación en la Comunidad de Madrid
Villarejo confesó una operación para que Gürtel no alcanzara a la cúpula del PP
Opinión - Es el sistema, amigos, por Neus Tomàs

La 'doctrina Junqueras' logra el primer triunfo en Europa

Van den Eynde, este jueves tras salir de Lledoners

Esa forma de hacer política llamada 'junquerismo' tiene desde este jueves una doctrina jurídica homónima. El caso del líder de ERC ha provocado una sentencia histórica del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) sobre el alcance de la inmunidad de los europarlamentarios. La 'doctrina Junqueras' supone una victoria para la línea de defensa que el líder de ERC viene desarrollando desde hace dos años, muy centrada en sus derechos políticos como representante electo –primero diputado en el Parlament, luego en el Congreso y ahora en el Europarlamento.

La Justicia europea sentencia que Junqueras era eurodiputado con inmunidad desde que se proclamaron los resultados electorales

La Justicia europea sentencia que Junqueras era eurodiputado con inmunidad desde que se proclamaron los resultados electorales

Esta estrategia de defensa ha sido capitaneada desde hace más de dos años por el abogado Andreu Van den Eynde. Ya en 2016, cuando los tribunales catalanes empezaron a investigar a la entonces presidenta del Parlament Carme Forcadell, Van den Eynde introdujo en el contenido habitual de las noticias de tribunales la palabra 'inviolabilidad', esto es, el derecho de los diputados a no ser perseguidos penalmente por sus opiniones o votos en la Cámara.

Ni el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) primero ni el Tribunal Supremo después en la causa del procés atendieron los argumentos de Van den Eynde sobre los derechos políticos de su cliente. Tampoco cuando, alegando también la inmunidad como diputados del Congreso, el Supremo rechazó pedir un suplicatorio y parar el juicio. El único cambio llegó con la vista ya finalizada, cuando el Supremo, tras un recurso de Van den Eynde, accedió a plantear tres cuestiones prejudiciales al TJUE sobre la inmunidad de Junqueras como eurodiputado electo.

Antes de elevar las cuestiones prejudiciales, el Supremo había priorizado en junio mantener en prisión provisional a Junqueras a darle un permiso para recoger el acta de eurodiputado y poder ejercer el cargo por el que había sido votado. Argumentó el Supremo que un desplazamiento de Junqueras a Bruselas pondría en un “irreversible peligro” la causa del procés debido al riesgo de fuga, por lo que consideró más importante mantenerle en prisión para garantizar el dictado de la sentencia.

El TJUE concluye lo contrario, esto es, que debía prevalecer la inmunidad de Junqueras y que, en caso de quererle mantener en prisión provisional una vez fue proclamado eurodiputado por el BOE el 13 de junio, el Supremo tendría que haber pedido un suplicatorio al Europarlamento. En otras palabras, que los derechos políticos van primero.

Hasta la cuestión prejudicial sobre la inmunidad, todas las peticiones de Van den Eynde para archivar o llevar ante el TJUE el caso o reclamar la libertad de su cliente en base a sus derechos como diputado habían sido negativas. A ello el letrado respondía invocando el futuro recurso ante el Tribunal Europeo Derechos Humanos (TEDH), convencido de que en instancias europeas sí se le dará la razón sobre su tesis central, que no es otra que la causa del 1-O vulnera la libertad ideológica y de representación política de Junqueras al perseguir una idea política y actos protegidos por los derechos parlamentarios. La sentencia que condenó a Junqueras a 13 años por sedición no podía ser menos.

"La sentencia que cuestionamos criminaliza, tanto en la descripción de hechos probados como en su fundamentación jurídica, el proceso de creación legislativa y debate acaecido en el Parlament de Catalunya y ello configura la descripción de lo que el Tribunal considera punible bajo el delito de sedición y malversación, es decir, que sirve de base para la declaración de culpabilidad de mis mandantes", reza el escrito presentado por Van den Eynde para pedir la nulidad de la sentencia.

El letrado ha complementado este escrito este mismo jueves con una petición de anulación de la sentencia de Junqueras y de inmediata puesta en libertad en base a la inmunidad que le ha reconocido el TJUE. "Hoy hemos llegado al punto de no retorno donde el Supremo ya no puede pasarse más en la violación de derechos y garantías", proclamaba Van den Eynde a la salida de la prisión de Lledoners tras visitar a su cliente.

Preguntado por las implicaciones para la investidura de la sentencia del TJUE, como es habitual Van den Eynde ha pedido que no le metan en política: "Nosotros somos técnicos, somos abogados. Es en este plano en el que no me imagino al Estado español manteniéndose indefinidamente en la violación de los derechos humanos".

Esta ha sido otra constante de Van den Eynde en su papel como abogado del exvicepresident del Govern. Importante pero no protagonista, Van den Eynde, tuitero habitual antes de convertirse en personaje mediático, ha reducido su uso de la red social a medida que avanzaba la causa del procés. Ha exprimido en las salas de justicia los derechos políticos de su cliente, pero en sus apariciones ante los periodistas se ha guardado de valorar las discrepancias políticas entre ERC y JxCat, que no han sido pocas en estos dos años.

Este jueves, antes de valorar el histórico fallo del TJUE, Van den Eynde ha querido leerse con tranquilidad la sentencia y visitar primero a su cliente. Y a la salida de prisión ha podido concluir con satisfacción que este jueves ha nacido la 'doctrina Junqueras'. "Ni Junqueras ni yo vemos el futuro ni jugamos con las expectativas. Sí que tenemos esperanza", ha asegurado a las puertas de Lledoners.

Etiquetas
Publicado el
19 de diciembre de 2019 - 22:26 h

Descubre nuestras apps

stats