La Fiscalía pide un año de libertad vigilada para cuatro menores por los altercados tras la sentencia del procés

Una barricada separa a manifestantes y policías entre Pau Claris con Ronda Sant Pere en la quinta noche de protestas.

Los altercados que siguieron a la sentencia del procés en octubre de 2019 empiezan a llegar a su recta final en los juzgados. La Fiscalía ha concretado su acusación contra cuatro de los menores detenidos durante los disturbios, a los que acusa de un delito de desórdenes públicos y otro de atentado a los agentes. El Ministerio Público pide un año de libertad vigilada para cada uno de ellos.

En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso eldiario.es, la Fiscalía de menores sostiene que los cuatro menores estaban en la Via Laietana el 18 de octubre de 2018, el peor día de los disturbios, cuando encapuchados se enfrentaron durante horas a la Policía en la plaza Urquinaona.

La Fiscalía acusa a los menores por los altercados que precedieron a la batalla campal en la plaza y que se desarrollaron frente a la comisaría de Policía de Via Laietana. Según el escrito de acusación, los cuatro menores –dos chicas y dos chicos– formaban parte de un grupo "que llevaba todo tipo de material arrojadizo como bolas metálicas, piezas de tornillería de gran tamaño, trozos de adoquines o botellas de cristal de grandes dimensiones".

Según el fiscal, la primera acusada, de 16 años, "tapó a los chicos" que extraían estos objetos de sus mochilas y después arrojó "tres bolas metálicas" a los antidisturbios de la Policía "con el ánimo de alterar la paz pública y la pacífica convivencia y con total menosprecio del principio de autoridad".

La segunda acusada, de 17 años, "estuvo muy activa", en palabras del fiscal, "animando a la masa contra los policías lanzando consignas, moviéndose entre la masa", y además "lanzó a los agentes todo tipo de objetos", entre ellos huevos, hielo y botellas de cristal.

El tercer menor acusado, de 16 años, también "tomó parte en el hostigamiento" a los policías, y según el fiscal les lanzó botellas. El último menor está acusado de "arrancar adoquines de la vía" y lanzarlos a los agentes, por lo que el fiscal además de la libertad vigilada le pide que no se acerque durante 44 días a la comisaría de Vía Laietana. Se trata del menor de la sudadera naranja que se querelló contra la Policía y cuyo vídeo en Vía Laietana devino viral.

En un comunicado, el colectivo Alerta Solidària, que defiende a este joven, ha considerado que la Fiscalía le pide "mayor castigo y represión" por haber protagonizado un vídeo viral que, a su juicio, "demuestra la arbitrariedad la violencia policial".

Etiquetas
Publicado el
17 de junio de 2020 - 11:48 h

Descubre nuestras apps

stats