Junts pel Sí obtendría entre cuatro y seis escaños menos si se hicieran elecciones al Parlament

Los candidatos de Junts pel Sí en la última campaña

Repetir Junts pel Sí en unas nuevas elecciones al Parlament de Catalunya no sería una fórmula de éxito. Si el 27-S la lista unitaria del soberanismo no consiguió la mayoría absoluta deseada y se quedó en 62 diputados, en unos nuevos comicios JxSí iría a la baja. La lista de Convergència, ERC e independientes obtendría entre 56 y 58 diputados, cuatro o seis menos que los que tiene ahora, según el último barómetro del Centro de Estudios de Opinión (CEO).

El primer grupo de la oposición, Ciutadans, que ahora cuenta con 25 escaños, bajaría a 22 o 23. Por el contrario, el gran beneficiado de unos nuevos comicios sería, según el CEO, Catalunya Sí que es Pot. La lista de la izquierda alternativa pasaría de los 11 diputados que tiene ahora a 21-23. Hay que matizar, sin embargo, que en la pregunta el CEO incluye a Barcelona en Comú, el partido de Ada Colau, dentro de Catalunya Sí que es Pot, y el pasado 27-S BComú no formaba parte de CSQEP.

El PSC proseguiría su descenso y pasaría de los 16 diputados actuales a 13-14. La CUP, por su parte, no parecería acusar en exceso haber hecho presidente de la Generalitat un miembro de Convergència: los anticapitalistas repetirían los diez diputados que tienen ahora o obtendrían uno menos o uno más. El PP, por su parte, pasaría a tener 9-10 representantes frente a los 11 actuales.

Con estos resultados, la mayoría absoluta independentista de 72 diputados que, a día de hoy, suman Junts pel Sí y la CUP, quedaría en el aire. La suma de los dos grupos obtendría, según se desprende de la encuesta del CEO, un mínimo de 67 diputados (uno por debajo de la mayoría absoluta) y un máximo de 69 (uno por encima).

En Comú Podem repetiría victoria en el Congreso

Según el barómetro del CEO presentado este viernes, si se volvieran a celebrar elecciones al Congreso, En Comú Podem (donde sí iba integrada la formación de Colau) revalidaría la victoria del pasado 20 de diciembre y repetiría los 12 escaños que obtuvo. ERC ganaría uno o dos respecto a los 9 que tiene ahora, los mismos que perdería Democràcia i Llibertat la marca de Convergencia para el 20-D, que pasaría de los 8 diputados actuales a 6-7.

Ciutadans, por su lado, subiría y pasaría de los 5 escaños que obtuvo en Cataluny en diciembre a siete representantes. Los partidos tradicionales continuarían con la caída del 20-D en Catalunya: el PP retrocedería de los 5 escaños actuales a 4 y el PSC pasaría de 8 a 7 diputados.

Partidarios y detractores de la independencia empatan

El CEO ha preguntado a las 1.500 personas que han participado en el barómetro si quieren que Catalunya sea un Estado independiente. La respuesta ha dejado un empate entre partidarios y detractores de la independencia, con una mínima ventaja de los partidarios del 'no' (45,5%) frente a los del 'sí' (45,3%). Los indecisos, además, se duplican y son un 7,1%. La mayor parte de los indecisos que detecta el barómetro provienen de los que en el último estudio del CEO se mostraron contrarios a la independencia.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats