Los heridos en el desalojo del 15-M de Barcelona señalan al mosso acusado: "Me golpeó con mucho entusiasmo"

Arasa (i) durante el desalojo del 15-M de plaza Catalunya en 2011

Ya vestido de paisano y sin su arma reglamentaria, el inspector de los Mossos d'Esquadra Jordi Arasa ha visto este martes cómo los heridos durante el desalojo del 15-M de la plaza Catalunya terminaban de señalarle como el agente que les aporreó y lesionó. "Me golpeó con la porra de arriba a abajo con mucho entusiasmo mientras estaba sentado en el suelo", ha expresado el último de los cinco heridos que ha comparecido en el juicio.

El tribunal reprocha a un mosso acusado por el desalojo del 15-M en Barcelona que acuda al juicio de uniforme y con pistola

El tribunal reprocha a un mosso acusado por el desalojo del 15-M en Barcelona que acuda al juicio de uniforme y con pistola

Ante el tribunal de la sección 3a de la Audiencia de Barcelona se ha celebrado este martes la segunda sesión del juicio contra Jordi Arasa por aporrear a los indignados del 15-M en una de las actuaciones más desproporcionadas –y que dio la vuelta al mundo– de la policía catalana. La querella inicial la impulsaron una cincuentena de indignados heridos, pero nueve años después solo han llegado a juicio cinco de los denunciantes, los que han reconocido a Arasa, muy conocido entre los movimientos sociales por su contundencia para frenar protestas, como su agresor.

La investigación judicial se archivó para el resto de heridos al no poder encontrar a los mossos que les golpearon –en 2011 los agentes no iban debidamente identificados con número TIP. Sin embargo, algunos de ellos también han comparecido este martes ante las magistradas para ratificar que vieron a Arasa golpear a los cinco indignados, un dato fundamental para corroborar los vídeos y fotografías de las agresiones que obran en la causa.

"El señor Arasa le golpeó por todos lados, de la cabeza hasta los pies", ha relatado una testigo que estaba en plaza Catalunya respecto de la actuación del mosso, entonces inspector, hacia uno de los cinco heridos que ejercen la acusación particular. "A mí un mosso me pegó en las piernas, pero él –ha agregado en referencia al acusado– pegaba por todas partes".

El relato de la testigo ha sido corroborado por el hombre herido por Arasa y por los vídeos que se han exhibido en el juicio. "Yo le pregunté: ¿por eso te has hecho mosso? ¿Podrás dormir por la noche?", ha recordado el testigo que reprochó al inspector. Los otros cuatro heridos que han conseguido llegar a juicio nueve años después también señalaron este lunes a Arasa como el mosso que les agredió. "Me tapé la cabeza con las manos por supervivencia pura", llegó a explicar un testigo respecto a la actuación de Arasa.

El turno de Arasa para responder a las acusaciones será el próximo 27 de febrero, cuando terminará la vista oral y la Fiscalía y las acusaciones de los heridos tendrán que expresar si mantienen las penas de dos y seis años y medio de cárcel que piden al inspector respectivamente. No es el primer juicio al que se enfronta Arasa, condenado por unas antiguas faltas de lesiones al exdiputado de la CUP David Fernández también durante el desalojo del 15-M el 27 de mayo de 2011. En ese juicio reconoció haber dado "innumerables" golpes a los indignados debido a su "violencia".

Este martes dos mandos de los Mossos, el intendente Antonio Antolín y un inspector, así como un mando de la Guardia Urbana han sostenido que los indignados propinaron patadas, escupitajos, insultos a incluso "mordiscos" a los agentes, lo que obligó a la policía autonómica a intervenir, si bien han reconocido que no detuvieron a nadie. Lo contrario relataron los indignados, que describieron un ambiente pacífico solo interrumpido por la actuación desproporcionada e unilateral de la policía.

Indignados y policías también se han contradicho en si los Mossos avisaron antes de cargar: los primeros lo han negado y Antolín y el inspector han dicho que sí lo hicieron. Asimismo, el mando de la Guardia Urbana ha relatado que tenía órdenes expresas de sus superiores de no emplear las porras contra los concentrados, al contrario que los Mossos, cuya actuación ese día fue respaldada por el Govern de Artur Mas pero provocó un deterioro de su imagen entre la ciudadanía.

Los propios Mossos analizaron los vídeos

Los últimos agentes en comparecer este martes han sido los dos mossos que analizaron un informe pericial para ratificar si Arasa es el agente que aparece en los vídeos golpeando a los indignados. Es decir, agentes del mismo cuerpo policial que el acusado han realizado una prueba clave de cara al resultado final del juicio.

Las conclusiones de los mossos peritos han sido que en uno de los vídeos sí se identifica a Arasa, por su labio superior, golpeando a un indignado, y que en otros dos “se ven coincidencias” con Arasa sin poder llegar a una conclusión clara. Otras dos grabaciones resultaron ser de mala calidad y no pudieron ser analizadas.

Etiquetas
Publicado el
18 de febrero de 2020 - 16:43 h

Descubre nuestras apps

stats