eldiario.es

9
Menú

Una niña toledana, primer caso en España de la ameba comecerebros

La pequeña, que vive en la localidad de Torrijos, ha sobrevivido a este parásito  cuya tasa de mortalidad llega al 97%

El departamento de Sanidad del Gobierno castellano-manchego investiga el caso desde marzo y atribuye su origen a la piscina cubierta del municipio a pesar de que cumplía “todos los requisitos”

El alcalde, Anastasio Arevalillo, reconoce que tuvo que cerrar la piscina sin poder dar muchas explicaciones "para que la gente no entrase en pánico" y se espera que el centro reabra en unos días tras una "reestructuración brutal"

El caso de Torrijos podría cambiar todos los protocolos y normativa en nuestro país relacionada con piscinas, saunas o spas

- PUBLICIDAD -
Piscina cubierta de  Torrijos, en Toledo

Piscina cubierta de Torrijos, en Toledo Foto: Ayuntamiento

Una niña de diez años que reside en la localidad toledana de Torrijos ha sido el primer caso en España afectada por la llamada ameba comecerebros, un protozoo que responde al nombre científico de Naegleria fowleri.

La pequeña se encuentra “bien” y ha logrado esquivar la tasa de mortalidad que llega al 97% de los casos a causa de la inflamación del cerebro, tal y como adelantó El País. El director general de Salud Pública de Castilla-La Mancha, Manuel Tordera, explica que todo comenzó el pasado mes de marzo, cuando la pequeña comenzó a sentirse mal. Fue ingresada en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo “con sintomatología inespecífica” y recibió un primer diagnóstico de meningitis. Esta patología puede tener origen vírico, bacteriano, por hongos o incluso a causa de la radiación y "tras las punciones se descartaron las patologías bacterianas y virémicas”.

Salud Pública optó por consultar al Centro Nacional de Microbiología, con sede en Majadahonda (Madrid), que confirmó la presencia de un protozoo en los cultivos, una ameba llamada de 'vida libre' “de la que no había antecedentes en España hasta este momento”.

Se activaron entonces los protocolos de vigilancia epidemiológica. También se exploró en los hábitos de la pequeña, a través de una encuesta epidemiológica. “Investigamos sus comidas, dónde estuvo y dónde no, si viajó y su vida rutinaria”. Eso les condujo a la piscina cubierta de Torrijos.

Se procedió entonces a analizar el agua de estas instalaciones y las muestras fueron remitidas al Centro Nacional de Microbiología. Aparecieron amebas en ambos vasos de la piscina, tanto en el de niños como en el de adultos, y se paró la actividad del centro que gestiona el Ayuntamiento de Torrijos en el mes de junio.

“No sabemos cómo pudo llegar allí”, sostiene Manuel Tordera. Se trata de un parásito que se encuentra en el suelo pero sobre todo en aguas templadas dulces (ríos, lagos, manantiales, pozos, sistemas de tratamiento y distribución de agua y en piscinas con poca limpieza y desinfección), aunque también en los lodos de los ríos y de las aguas residuales.

Es todavía una gran desconocida a nivel mundial, comenta Tordera. “En las distintas publicaciones se habla de 30 casos en 15 años Estados Unidos o en series más amplias, entre 1960 y 2014 de unos 140 casos”. Se conocen casos también en Australia o Pakinstan. “Apenas hay bibliografía para comparar”.

“Debemos evitar que vuelta a ocurrir. Lo que aprendamos de este caso debe servir para el resto del país y de Europa”

 

Tordera explica que este parásito “no se contagia de persona a persona, ni bebiendo, ni por aerosoles sino exclusivamente a través de las fosas nasales, en las zambullidas, se acantona en la nariz y a través del nervio olfatorio, llega al cerebro”.

El alcalde, Anastasio Arevalillo, explica que conoció el caso por una llamada de Salud Pública en junio. “Decidimos cerrar la piscina sin poder dar más explicaciones, atribuyéndolo a un problema de conductividad del agua para que la gente no entrase en pánico”.

Desde entonces se ha llevado a cabo “una reestructuración brutal” en las instalaciones, se ha revisado su sistema de mantenimiento -Salud Pública dice que “ya cumplía con todos los requisitos de cloro y temperatura”-  y “se le ha inyectado un chute de cloro como cinco partes por millón para desinfectar todo”.

El caso de Torrijos puede cambiar todos los protocolos en España

“Sabemos que no aparece en aguas con cloro o en aguas saladas”, dice Tordera. Con la piscina ya limpia se han vuelto a enviar muestras a Microbiología de las que esperan tener resultados la próxima semana y, si todo va bien, reabrir las instalaciones. “Oficiosamente ya sé que la piscina puede abrirse pero no lo haré hasta no disponer de un papel que así lo diga”, apunta el alcalde.

Salud Pública pide “tranquilidad absoluta” a la población. “Es un caso puntual, la ameba tiene muy poca infectividad, pero nadie nos dice que no pueda reproducirse en otro lugar de España”, dice Tordera.

Por eso Castilla-La Mancha sigue investigando en colaboración con el Ministerio de Sanidad. Está prevista una reunión entre ambas administraciones y no descartan cambiar protocolos para piscinas, saunas o spas de todo el país. “Debemos evitar que vuelta a ocurrir. Lo que aprendamos de este caso debe servir para el resto del país y de Europa”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha