La portada de mañana
Acceder
La vacunación infantil avanza desigual, del 30% en Baleares al 80% de Galicia
La tensión con Rusia resucita a una OTAN en crisis existencial
Análisis - 'La hora de la verdad para Laura Borràs', por Neus Tomàs

Alcalinizarse como método de salvación

Ante una desgracia, pandemia, etc., en este caso, como no podía ser de otra forma, a propósito del coronavirus, surgieron no pocas hipótesis de salvación… que si Pàmies recomendado MMS (lejía, pero no para fregar el suelo, para beber); que si gurús que te alinean los chakras… obviamente también le tocó el turno a la nutrición.

Pues, supuestamente, desde la Universidad de Monterrey se sugería como medida de protección ante el coronavirus: “Mantener el cuerpo en un estado alcalino. Un cuerpo con pH alcalino no se enferma, un cuerpo con pH ácido se enferma” Y a continuación: “Sustancias que ayudan a alcalinizar el cuerpo: cloruro de magnesio, bicarbonato de sodio, aceite de oliva y zumo de limón…” Bueno, el sinsentido seguía, pero a lo que voy.

Para empezar, probablemente ni la mitad de la población sabe definir qué es el pH, así que os lo defino brevemente: El pH mide la concentración de iones de hidrógeno presentes en una disolución y, en función de ello, sirve para medir su acidez o alcalinidad en un rango de 0 (+ ácido) a 14 (+básico o alcalino). Vale, es un concepto muy técnico, así que A EFECTOS PRÁCTICOS esto de que nos alcalinicemos qué quiere decir. Bueno, partimos de la base de que no todos nuestros fluidos corporales tienen el mismo pH, por ejemplo, tenemos un pH 2 en el estómago, un pH vaginal de entre 4,5 – 5 en edad fértil o un pH en sangre de entre 7,35 y 7,45 ¿a que parece un rango muy concreto? Es que debe serlo si queremos seguir con vida.

Entonces, la verdad es que me repatea un poco que haya personas que ante la desesperación de la gente se les ocurra decir barbaridades como esta. Primero que, afortunadamente, nosotros mismos no podemos cambiar nuestro pH sanguíneo comamos lo que comamos (asumo que no vais a beber lejía, aunque ahora hablo de eso) y segundo que si así fuera, un desequilibrio pequeño del pH de nuestra sangre nos puede mandar al otro barrio. Tampoco lo de beber zumo de limón (ácido) para alcalinizar me parece la idea más brillante.

Pero para ideas brillantes la de los partidarios del MMS que significa, os lo juro: Suplemento Mineral Milagroso. Con un par. A los de márketing espero que les hayan puesto un chalet en la playa. Pues el MMS no es otra cosa que clorito de sodio diluido en agua y es toxico (recordad: hipoclorito de sodio = lejía) que según quienes lo venden sirve para curar, ahora el coronavirus ¡por supuesto! Pero además cura todo esto: resfriado común, el acné, la diabetes, el autismo, la malaria, los virus de la hepatitis, el virus de la gripe H1N1, el VIH y el cáncer. Ahí es nada. Es lejía, es tóxica y vale una pasta. De hecho, aunque se puede comprar por internet en numerosos países está prohibida.

Pues básicamente esta es de otras cosas que además de curarte todo y hacerte rico y guapo, resulta que es porque alcaliniza. Acabáramos. Y claro, esto está prohibido porque las farmacéuticas no quieren que lo sepas. Que estás tu que si fuerza verdad no habría ya 5480 farmacéuticas vendiéndolo, y más una sustancia tan simple.

Ante estos argumentos muchas veces viene alguien con alguna falacia de autoridad tipo: el Dr. Otto Warburg que ganó el Nobel en 1931 por descubrir la causa del cáncer dijo que ninguna enfermedad, incluido el cáncer, puede sobrevivir en un entorno alcalino.

A ver… en general nadie puede sobrevivir en un entorno ni muy alcalino, ni muy ácido. Pero la realidad es que, en el caso del cáncer, son las células cancerosas las que provocan un pH más bajo a su alrededor; NO SE “CREAN” porque el ambiente sea ácido. Y bueno, que el Dr. Warburg no ganó el Nobel por eso, lo gano por su "descubrimiento de la naturaleza y el modo de acción de la enzima respiratoria". La era de la información es lo que tiene.

Así que desde la posición que me permite el escribir artículos para que la gente los lea, me gustaría mandar un mensaje de tranquilidad, pero sobre todo deciros que por favor no tratéis de alcalinizaros o depuraros, ni bebiendo lejía, ni MMS ni nada… que tenemos dos órganos que nos depuran perfectamente (hígado y riñón) y a todo un complejo sistema manteniendo la homeostasis de nuestro organismo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats