Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
INVESTIGACIÓN | El Gobierno de Ayuso reformó otros cinco centros sin concurso
OPINIÓN | 'Delinquir troceando', por Marco Schwartz
La causa contra el fiscal general llega al Supremo

Camps, el máximo directivo de Ribera Salud y una cofundadora de Vox: la foto con la que Oltra denuncia una trama para inculparla

Francisco Camps (de espaldas) en la estación de Atocha de Madrid, con Alberto de Rosa y Cristina Seguí.

Laura Martínez / Lucas Marco

4

La vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, ha contraatacado mientras está a la espera de su posible imputación por parte del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJ-CV) a cuenta de la presunta “investigación paralela” de su conselleria en el caso de los abusos por parte de su exmarido a una menor tuteada.

Oltra ha exhibido durante la sesión de control de las Corts Valencianes una fotografía, tomada el pasado 22 de septiembre en la estación de Atocha de Madrid, en la que aparecen el expresidente Francisco Camps, la agitadora de extrema derecha Cristina Seguí, y Alberto de Rosa, hermano de un exconseller de Justicia del PP y director ejecutivo para Europa de la multinacional propietaria de Ribera Salud, que gestionaba hospitales valencianos que privatizaron los gobiernos populares.

El trío reunido en Madrid es significativo. La querella de Cristina Seguí que ha originado que el juez instructor pida a la Sala de lo Civil y Penal del TSJ-CV la imputación de Oltra (aforada) la presentó el letrado Pablo Delgado, que ha sido abogado de Camps en las últimas causas en las que está investigado por corrupción. De hecho, Camps entró a trabajar en el despacho de Pablo Delgado.

El expresidente de la Generalitat Valenciana, que dimitió por su implicación en el caso de los trajes de Gürtel (del que fue absuelto por un jurado popular), no ha ocultado nunca su resquemor con Oltra, quien le apretó sin miramientos desde la oposición con camisetas incluidas con la foto de Camps y la leyenda “Wanted. Only Alive”. 

Por su parte, Alberto de Rosa es hermano de un exconseller de Justicia de Camps, que también fue portavoz del Consejo General del Poder Judicial. De Rosa es un destacado directivo de la multinacional de la sanidad privada Ribera Salud. La menor trabajó brevemente en el Hospital de Torrevieja, propiedad de Ribera Salud, hasta la reversión del centro por parte del Gobierno valenciano.

Cristina Seguí, que fue fundadora de Vox en Valencia, ofreció a la menor que sufrió los abusos un puesto de trabajo en un hospital del Grupo Ribera Salud en Madrid. Sin embargo, tal como lamentó la menor en declaraciones a El Español, esta segunda oferta de trabajo, al parecer, nunca se llegó a materializar.

Oltra ha incidido en el Parlamento valenciano en que el Gobierno autonómico del Pacte del Botànic llevó a cabo la reversión de las concesiones a Ribera Salud, símbolo de la sanidad privatizada por los ejecutivos anteriores del PP.

Cristina Seguí también organizó un acto, con la presencia de la menor abusada y de Javier Negre y del inventor de bulos conocido como Alvise, en el Ateneo Mercantil de Valencia, que preside Carmen de Rosa, hermana del directivo de Ribera Salud y del exconseller de Camps. Un acto en el que, según ha dicho Oltra en las Corts Valencianes, se hizo “una grosera exhibición” de la víctima de abusos.

La dirigente de Compromís ha concluido, mientras sostenía la fotografía, que “en toda cacería política hay que seguir el rastro del dinero”.

Etiquetas
stats