La portada de mañana
Acceder
El Supremo entierra la vía penal contra los indultos al procés
¿Tras la erupción, qué? La lava puede tardar años en solidificarse
Podcast - La Palma - Lorca, un viaje en el tiempo

Juntas saldremos de ésta

No, la pandemia de Coronavirus que nos afecta no es una guerra. De hecho, es todo lo contrario a ello. Por eso ahora y también en adelante necesitamos más que nunca las estrategias de la no-violencia para superar esta crisis de salud, cuyas consecuencias sociales, económicas y políticas son (como casi siempre) aventuradas de anticipar. No obstante, sí me atrevo a apelar a la empatía, el diálogo, la solidaridad y la responsabilidad individual y colectiva como algunas de las herramientas que nos ayudarán a salir juntas de ésta. Es lógico sentirse paralizada estos días, pero no podemos quedarnos paradas.

Debemos desterrar el lenguaje bélico y su puesta en escena, que sólo generan más miedo e intranquilidad, agravando muchas de las sensaciones negativas que tenemos durante el confinamiento en nuestras casas y seguir adelante. Eso, quienes tenemos la suerte de tener casa. O quienes tenemos la suerte de estar en buenas condiciones de salud y podemos seguir cuidando de nuestras familias y vecinas, mayores y pequeñas, personas enfermas, con diversidad funcional y el resto de la gente más vulnerable a la que sin duda esta crisis afectará más severamente.

Pienso también en las personas que no tienen un hogar, en las migrantes que han quedado un poco más desamparadas estos días, en los residentes del sur global. Porque es nuestra obligación, como privilegiadas de este planeta, no olvidarnos de todas ellas.

Y en el plano local, me acuerdo especialmente de las personas trabajadoras del sector primario: pescadores que tiran el género porque no se vende y se ha echado a perder, agricultoras y ganaderas a las que se les añade un palo en la rueda más a la crisis permanente con la que trabajan a diario para alimentarnos.

De ahí mi convicción de que la única manera de salir de ésta, es todas juntas: quedándonos en casa siguiendo los consejos de higiene y prevención, compartiendo ánimos y achuchones virtuales, haciendo los recados a las vecinas, tejiendo redes solidarias de cuidados, consumiendo en las tiendas de proximidad del barrio que siguen abiertas y siempre están cerca y dispuestas a llevarnos las compras a domicilio. Y cuando todo esto pase, seguir haciéndolo. Comprar con mesura y lo necesario, mejor cuanto más local sea. Viajar para conocer, no para acumular experiencias.

También en el plano profesional, en Compromís seguimos trabajando para ofrecer una política próxima a la ciudadanía. Estos días, los y las diputadas recogemos las necesidades y demandas de los pueblos y ciudades de nuestras 34 comarcas a través de medios telemáticos. También haremos una ronda de reuniones por videoconferencia con las entidades y asociaciones de sectores más afectados y se pondrán a disposición de la ciudadanía los contactos de los diputados para resolver dudas o realizar sugerencias. En un momento en el cual es más importante que nunca rescatar a todas las personas afectadas y trabajar para fortalecer nuestros servicios públicos, no dudéis de que seguiremos haciéndolo.

En definitiva, seguiremos cuidándonos y cuidando el planeta; no se me ocurre mejor fórmula para salir de ésta que salir juntas.

Etiquetas
Publicado el
3 de abril de 2020 - 11:26 h

Descubre nuestras apps