La portada de mañana
Acceder
Yolanda Díaz lanza sus primeras alertas dentro del Gobierno
Inundaciones o calor extremo, los impactos climáticos que más cuestan en vidas
Opinión - Un paso más en la degradación institucional, por Javier Pérez Royo

Compromís reivindica la ley trans valenciana como modelo estatal: "Necesitamos leyes que preserven los derechos de las personas que viven esta realidad"

La bancada progresista en las Corts Valencianes tras la aprobación de la ley trans.

Compromís reivindica la ley trans valenciana y el resto de legislación autonómica como una base para desarrollar la ley trans estatal. El partido ha organizado una serie de diálogos sobre transexualidad y sobre la norma autonómica para reivindicar un marco legal que permita a las personas trans el reconocimiento de su identidad en todo el país.

En el primer acto, protagonizado por la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, se desarrollaba proceso legislativo para elaborar la que fue su primera ley. Un proceso que arrancó en 2015 con mesas de participación y reuniones con colectivos y culminó en marzo de 2017 con la aprobación de la norma en el Parlamento valenciano con el único voto en contra del PP. En un diálogo con Guillem Montoro, primer concejal trans en la Comunitat Valenciana, y Fran Ferri, diputado y activista LGTB, la vicepresidenta reclamaba un marco legal para proteger al "colectivo más machacado por la historia y por las circunstancias". "Necesitamos leyes que preserven los derechos de las personas que viven esta realidad", reclamaba Oltra.

La ley autonómica ha sido una experiencia valiosa para el partido, que reconoce que los límites que marcan las competencias del Estado en cierto modo dificulta su aplicación plena. Así, la vicepresidenta y portavoz de Compromís reclama una ley estatal que permita el cambio de sexo registral. Actualmente la norma valenciana permite expedir una Identificación administrativa -que no es registral ni civil- para reconocer la identidad sentida.

Conceptos como despatologización y autodeterminación de género son cruciales para el debate, a juicio de los oradores. "La autodeterminación de género no es un capricho. Cuando hablamos de autodeterminación decimos que nadie tiene derecho a juzgar a las personas que se definen con un género contrario a su sexo biológico. Igual que nadie tiene que venir a darnos un carnet de heterosexuales, de gays o lesbianas; de nuestro deseo, que no elegimos", señalaba Oltra.

Montoro, que dejó la concejalía para incorporarse a los servicios Orienta LGTB, recordaba que el colectivo trans se enfrenta a "casi un 85% paro y a un estigma social cíclico", al encontrar trabas en el acceso educativo, en la administración y en las oportunidades laborales e instaba a la administración a ponerle freno. Ferri, moderador del debate, recordaba que hace cuatro años la oposición a la ley trans era el autobús del colectivo ultraconservador Hazte Oír y el voto en contra del PP y recordaba el episodio de sexismo y transfobia de la diputada del PSOE Carla Antonelli, a quién un parlamentario de Vox se refirió en masculino en una comisión.

Etiquetas

Descubre nuestras apps