Igualdad rehabilitará una parte del antiguo psiquiátrico de Bétera para convertirlo en un centro de pacientes crónicos

El antiguo Hospital Psiquiátrico de Bétera.

El antiguo hospital psiquiátrico de Bétera pasará a ser un centro de atención especial integrado en la red autonómica de salud mental. La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas reformará dos módulos del complejo, que estarán gestionados por el Instituto Valenciano de Atención Social-Sanitaria (IVASS) y cambiará su función para ser un espacio específico para pacientes crónicos.

El complejo hospitalario construido en los años ochenta se divide en varios módulos, la mayoría de ellos propiedad de la Diputación de Valencia. En 2016 la Corporación provincial comenzó los trabajos para convertir una parte del recinto en una unidad asistencial orientada a la rehabilitación, en colaboración con el Gobierno autonómico, aunque también mantiene allí parte de sus archivos y otras instalaciones administrativas. A principios de año, el sindicato Comisiones Obreras denunció que la integración no se había producido y alertó de la falta de personal

Con el paso a la gestión autonómica, que se inicia con la licitación de las obras, la Generalitat pretende convertirlo en un centro específico para personas con enfermedad mental crónica, pensado para pacientes que no requieren hospitalización. Será el tercero de estas características en la Comunitat Valenciana -tras el de Albocàsser y Alcoi- y el primero en la provincia de Valencia, con capacidad de atención para 40 pacientes y una plantilla de 67 trabajadores. La reforma implica avanzar en la integración del centro en la red autonómica de salud mental, una materia pendiente para el Ejecutivo del Pacto del Botánico.

La rehabilitación forma parte del Pla Convivint de la Generalitat Valenciana, que se financia con los fondos Next Generation aprobados como respuesta a la pandemia. En el ámbito de los servicios sociales, esta cuota de fondos europeos se destina a crear, reformar y mejorar los espacios para una mejor calidad asistencial acorde a los consensos en salud mental, que abogan por una atención más individualizada que sustituya a las macrorresidencias. Las obras cuentan con un presupuesto de un millón de euros y un plazo de ejecución de seis meses.

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Aitana Mas, ha indicado que la rehabilitación del centro de Bétera responderá a la “elevada demanda a nivel social de recursos para atender a personas con enfermedad mental”, y ha he hecho hincapié en la necesidad de desarrollar “un proyecto de rehabilitación con el objetivo de mejorar la autonomía personal y social de estas personas, así como su integración en la sociedad”. Según ha explicado la vicepresidenta, con estas obras “se impulsa a un modelo de recurso más humanizado y centrado en la atención especializada que necesitan las personas con trastorno mental grave”, y ha agradecido la colaboración y participación de la Diputación de Valencia en el nacimiento de este proyecto de carácter social y sanitario que pretende atender la enfermedad mental “desde una perspectiva integral”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats