Sobre este blog

Los seres humanos hacemos la historia en condiciones independientes de nuestra voluntad.

Me sumo a la felicitación del Tribunal Supremo, señor Rajoy

Rajoy, durante la celebración de su victoria electoral en las elecciones locales de 2011.

40

Si el señor Rajoy se siente gratificado por la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que confirma la decisión de la Audiencia Nacional (AN) por la que se condenó al PP "exclusivamente" por ser partícipe a titulo lucrativo de las operaciones de la trama Gürtel, no voy ser yo quien empañe su alegría por el espaldarazo. No tengo el más mínimo reparo en sumarme a la felicitación.

Pienso, no obstante, que el expresidente del PP y del Gobierno se ha precipitado al expresar su satisfacción. El PP fue condenado por la AN a lo único que podía ser condenado, porque era de lo único que se le acusaba en ese juicio. Es lo que ha venido a confirmar el Supremo.

Ahora bien, las sentencias de la AN y del TS no son las últimas respecto de la eventual responsabilidad penal del PP, sino las primeras. La investigación judicial sobre el PP está todavía en curso y, en consecuencia, no está dicha la última palabra. No sabemos todavía de qué puede acabar siendo acusado y, eventualmente condenado.

En este momento no es posible saber con exactitud cuantos procesos acabarán abriéndose contra el PP, contra sus dirigentes o contra los miembros de los gobiernos presididos por Mariano Rajoy, porque no se puede saber cuántas conductas potencialmente delictivas pueden todavía aflorar. Pero lo que sí sabemos con seguridad es que hay dos investigaciones en curso, en los Juzgados de Instrucción nº 5 y nº 6 de la AN, en los que se investiga, por un lado, la Operación Kitchen (nº6) y, por otro, la existencia de la Caja B del PP (nº5).

Son investigaciones que guardan relación entre sí, ya que en la Operación Kitchen se investiga el operativo organizado desde el Ministerio de Interior con la finalidad de sustraer la información en poder de Luis Bárcenas, que pudiera ser incriminatoria para el PP e incluso para el gobierno, no para ponerla en conocimiento de la autoridad judicial, sino para todo lo contrario: para evitar que el juez competente pudiera llegar a conocerla. Obviamente la información obtenida por el Juzgado de Instrucción nº 6 en dicha operación acabará recalando en el Juzgado de Instrucción nº5, que podría hacer uso de la misma para determinar si existen indicios para ordenar la apertura de un juicio oral contra el PP por la existencia de una Caja B. En dicho juicio se verificaría si los "indicios" de la fase "instructora" se convierten en "pruebas" destructoras de la presunción de inocencia.

Únicamente en el supuesto de que o bien los jueces titulares de los Juzgados de Instrucción nº5 y nº6 de la AN decidieran archivar el asunto que están investigando y no dictar el auto de apertura de juicio oral, porque entendieran que no hay indicios suficientes como para poder hacerlo, o en el de que la Sala correspondiente de la AN en un primer momento y la Sala Segunda del TS a continuación dictaran una sentencia absolutoria para el PP y los miembros de los gobiernos presididos por Mariano Rajoy, incluido él mismo, o de la dirección del PP, también presidida por él, se entendería que el expresidente del Gobierno y del PP pudiera hacer público un comunicado como el que hemos conocido hoy.

En la sentencia de la AN confirmada por la del TS, se da por supuesto la existencia de una Caja B del PP en la fundamentación jurídica de la misma, aunque no se mencione dicha Caja B en la parte dispositiva de la sentencia, porque no había sido objeto de la acusación en ese concreto juicio y, por lo tanto, al no haber acusación, no se podía producir condena al respecto.

Pero en la sentencia no se descarta la existencia de una Caja B, sino todo lo contrario. Esto es lo que se está investigando en el Juzgado de Instrucción nº5 de la AN. Habrá que esperar a que finalice la instrucción y el juez decida si dicta o no auto de apertura de juicio oral para saber si el PP es acusado por tal conducta presuntamente delictiva o no. En el supuesto de que se dicte el auto, habrá que esperar a la celebración del juicio y a la sentencia de la AN en primera instancia y a la previsible sentencia del TS en el recurso de casación que se interponga contra la primera.

Todavía queda tiempo para que todo esto ocurra. Pero ocurrir, ocurrirá. Entonces el señor Rajoy podrá comprobar si se apresuró o no al hacer público el comunicado que hemos conocido este jueves.

Pero si él se siente feliz porque cree que el TS lo ha felicitado, no voy a ser yo quien le prive de la alegría que proporciona ver respaldada la propia conducta por un Tribunal de Justicia.

Lo dicho: me sumo a la felicitación del Tribunal Supremo.

Sobre este blog

Los seres humanos hacemos la historia en condiciones independientes de nuestra voluntad.

Etiquetas
Publicado el
15 de octubre de 2020 - 22:33 h

Descubre nuestras apps

stats