eldiario.es

9

Santa Pola recibe como héroes a la tripulación del pesquero que rescató a 12 migrantes en el Mediterráneo

Los marineros del 'Nuestra Madre Loreto' llegan a puerto entre gritos de "Campeones, campeones"

La tripulación del pesquero con la alcaldesa tras su llegada a Santa Pola.

La tripulación del pesquero con la alcaldesa tras su llegada a Santa Pola.

Entre gritos de "¡Campeones, campeones!", hacia las 10 horas de este viernes ha llegado al puerto de Santa Pola el pesquero Nuestra Madre Loreto, cuya tripulación volvió a mostrar el pasado 22 de noviembre su lado más humano al rescatar a 12 personas migrantes a 80 millas de Libia.

La alcaldesa de Santa Pola, la socialista Yolanda Seva, varios regidores y el secretario autonómico de Agricultura y Medio Rural del gobierno valenciano, Francisco Rodríguez Mulero, o la diputada nacional del PP Loreto Cascales han sido algunas de las autoridades que han recibido a los marineros.

Entre los familiares de los mismos se encuentran los padres del patrón Pascual Durá, José Durá y Pepi Irles, y su hermana Laura.

Nada más pisar el muelle, Pascual Durá se ha fundido en un abrazo con su mujer y ha dicho, acompañado de la alcaldesa de Santa Pola, que él y sus tripulantes "no se sienten héroes". "Hicimos lo que tuvimos que hacer", ha señalado. "Y lo volveríamos a hacer". Sobre la actuación del Gobierno de Pedro Sánchez, ha declarado que, a su juicio, "lo han hecho mal, pero al menos recularon".

El patrón del pesquero, Pascual Durá, atiende a los periodistas.

El patrón del pesquero, Pascual Durá, atiende a los periodistas.

La odisea del equipo capitaneado por el joven Pascual Durá comenzó cuando faenaban en el mar Jónico a la búsqueda de la quisquilla y, en la tarde noche del jueves 22 de noviembre, rescataron a 12 migrantes que habían caído al agua huyendo de una patrullera Libia.

La acción humanitaria que protagonizaron –aunque ellos asumen que solo cumplieron las leyes del mar- se prolongó hasta el domingo 2 de diciembre, cuando 11 de los 12 migrantes, ya que uno había sido evacuado días antes dado su mal estado de salud, fueron transferidos a una nave de la Guardia Costera de Malta, el país que se encontraba más próximo junto con Italia, cuyo gobierno se negó en todo momento a ayudarles o a permitirles desembarcar en sus puertos.

Pero para que se diera esta situación, el pesquero se vio obligado la noche antes a desoír las indicaciones del gobierno de Pedro Sánchez, que insistía en el planteamiento inicial de llevar a las personas rescatadas a “puerto seguro libio”. Este empecinamiento del Ejecutivo español tuvo como respuesta, por un lado, la propuesta de la Generalitat Valenciana de ofrecer, como en el caso del Aquarius, puertos valencianos para la acogida, y por otro se topó no solo con la negativa de la tripulación, sino también con la de organizaciones como Proactiva Open Arms, cuyo buque estaba dando cobertura sanitaria al Nuestra Madre Loreto.

Llegada del 'Nuestra Madre Loreto' a Santa Pola.

Llegada del 'Nuestra Madre Loreto' a Santa Pola.

El jefe de misión de la ONG catalana, Riccardo Gatti, que participó en el operativo de ayuda al barco pesquero, recordó a eldiario.es que de esa forma España estaría incumpliendo la Convención de Ginebra y las convenciones internacionales sobre entrega de personas en un lugar seguro, “y Libia no lo es”. De hecho, organizaciones humanitarias y las Naciones Unidas han venido documentando todo tipo de abusos, que van desde palizas a violencia sexual, pasando por la venta como si fueran esclavos de personas que van a parar al país del norte de África en su intento de llegar a Europa. Los propios rescatados por el pesquero español también arrastraban secuelas del “infierno libio”, con "marcas de torturas y de hacinamiento, con sarna en estado muy avanzado", aseguró Gatti.

Acostumbrados a salvar vidas

La familia Durá es sinónimo de solidaridad en alta mar. El primer rescate llegó en 2006 cuando el padre, José, rescató a bordo de otro buque, el Francisco y Catalina, a 51 personas migrantes muy cerca de las costas de Malta. Su hijo, el protagonista este viernes, ayudó como un tripulante más, en las tareas de salvamento de ese medio centenar de personas, entre los que se encontraban niños y mujeres embarazadas.  

Con el Loreto la primera actuación fue en junio de 2007, cuando rescataron a 26 migrantes a 90 millas de Libia, uno de ellos ya fallecido. En noviembre de ese mismo año, se toparon con un joven flotando en el agua que viajaba con otras tres personas en un pequeño bote de vela que hallaron horas más tarde.

Por todas estas gestas, el patrón del pesquero, José Durá, recibió la Alta Distinción que concede la Generalitat con motivo del 9 d'Octubre, Día de la Comunidad Valenciana. En la ceremonia, Durá manifestó que "sin duda, volvería a hacerlo".

El Ayuntamiento de Santa Pola ha solicitado al Gobierno valenciano que repita esa distinción ahora para el hijo, Pascual. También han pedido al Gobierno de España que les otorgue a toda la tripulación la Medalla al Mérito en el Trabajo.

Mientras tanto, el consistorio ha aprobado entregar la Insignia de Plata de la villa marinera a los trece marineros de la embarcación por un "acto humanitario" de unos pesqueros que "han demostrado su solidaridad por encima de sus propios intereses”. El acto solemne de entrega será el 4 de enero.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha