eldiario.es

Menú

La Procesión Cívica transcurre con normalidad y con una importante presencia policial

Silbidos e insultos contra los cargos públicos, pero sin escenas violentas como la mañana de 2017

Los ultras, en menor número que el pasado año, exhiben los muñecos con esteladas que aparecieron ahorcados a la entrada de Valencia y banderas franquistas

- PUBLICIDAD -
La Procesión Cívica a su salida del Ayuntamiento de Valencia.

La Procesión Cívica a su salida del Ayuntamiento de Valencia. EFE

La tradicional Procesión Cívica ha transcurrido con normalidad a pesar del ambiente de tensión con el que se había calentado la semana y se abría el acto, con los ánimos caldeados por el 'procés' en Catalunya y el recuerdo de los actos violentos del año pasado. A pesar de ello, la marcha ha transcurrido sin incidentes aunque, como todos los años, se ha visto enturbiada por pitidos, insultos, banderas franquistas y cánticos falangistas. Un acto en el que se asumen comportamientos incívicos que no serían tolerados en otros momentos o lugares.

Muñeco con estelada, como los que se colgaron el lunes a la entrada de Valencia.

Muñeco con estelada, como los que se colgaron el lunes a la entrada de Valencia.

La procesión ha partido desde la Plaza del Ayuntamiento, donde la música de la charanga de las fuerzas de izquierda -que durante años habían desistido a jugar en este terreno social- y los aplausos de los partidarios ahogaban los gritos e insultos que los ultras proferían contra los partidos del Pacte del Botànic. Todo el recorrido ha sido acompañado de una fuerte presencia policial que ha evitado escenas de tensión como las vividas el pasado año.

Entre algunos de los grupos que participaban en la Procesión Cívica se han podido observar banderas franquistas y de la Falange, así como oír cánticos en contra de Compromís -a los que acusan de catalanistas y traidores- , de la televisión autonómica À Punt y a favor de El Valle de los Caídos. Una minoría social, según las encuestas, que ve en este acto matutino del 9 d'Octubre prácticamente su único altavoz y espacio para visibilizarse.

Los partidos políticos han podido desfilar con normalidad, no sin recibir algún insulto.

Los partidos políticos han podido desfilar con normalidad, no sin recibir algún insulto.

A la cabeza de uno de los tradicionales grupos "blaveros", desfilaba uno de los muñecos con la estelada que aparecieron ayer ahorcados en la autovía V-21. No ha estado este año los ultras del València CF, que el pasado 9 d'Octubre protagonizaron las agresiones de la manifestación vespertina.

Tras los primeros metros de recorrido, donde más tensión suele haber, la Real Senyera, que este año la portaba la portavoz del PSPV en el Ayuntamiento de Valencia, Sandra Gómez, ha realizado un acto tranquilo. De hecho, los más ruidosos han sido los bomberos forestales, que reivindican una subida de salario al haberse aumentado sus tareas, promesa que el Gobierno de España todavía no ha cumplido.

La calle Poeta Querol, llena de furgonetas de la policía nacional.

La calle Poeta Querol, llena de furgonetas de la policía nacional.

La situación estratégica de la policía y el gran número de antidisturbios desplegados ha blindado la procesión.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha