eldiario.es

9
Menú

Un alcalde del PP inhabilitado por prevaricación vota a favor de un contrato de basuras de 16 millones de euros

Carlos Ramírez, alcalde de San Fulgencio, fue condenado a ocho años y medio de inhabilitación por prevaricación al entregar 195.753 euros a un club creado y controlado por el Ayuntamiento para gestionar las escuelas deportivas

El primer edil afirma que abandonó el Partido Popular pero la secretaria del ayuntamiento concluye que sigue "bajo las siglas del PP"

- PUBLICIDAD -
Carlos Ramírez, alcalde de San Fulgencio

Carlos Ramírez, alcalde de San Fulgencio youtube

Carlos Ramírez, alcalde de San Fulgencio, localidad de la comarca alicantina de la Vega Baja, ha sido condenado a ocho años y medio de inhabilitación por prevaricación por el juzgado de lo penal número 1 de Orihuela por conceder sin publicidad ni oferta pública subvenciones municipales por valor de 195.000 euros, entre 2011 y 2014, a una entidad creada y controlada por el ayuntamiento para la gestión de las escuelas deportivas, la asociación deportiva Sporting San Fulgencio.

Ramírez, que se presentó a las elecciones y fue elegido alcalde como miembro del Partido Popular, solicitó su baja voluntaria en el PP tras publicarse la sentencia. No obstante, se mantiene en la alcaldía y anunció su intención de recurrir la sentencia, que no es firme.

El pasado 15 de noviembre se celebró en el ayuntamiento una comisión de Urbanismo en la que se aprobó la propuesta del alcalde para solicitar información a la UTE Entorno Urbano y Medio Ambiente SL y Acciona, que es además administrador único de la primera mercantil, sobre su oferta a la licitación del servicio de recogida y transporte de residuos sólidos urbanos y limpieza viaria en el municipio. Se trata del paso previo a la adjudicación del servicio y contó con el respaldo de los votos de los siete ediles del PP -incluido el alcalde, que la secretaria municipal certifica que se mantiene bajo las siglas del PP- y del concejal de UPyD.

Posteriormente, el 22 de noviembre, se celebró un pleno extraordinario en el que se aprobó la propuesta de Alcaldía por la que se solicitaba documentación a la UTE participada por Acciona -dispone de un plazo de diez días-, paso previo a la adjudicación del contrato, valorado en 16 millones de euros. La aprobación se produjo, de nuevo, gracias a los votos del alcalde, los otros seis ediles del PP y el representante de Ciudadanos.

Duras críticas del PSPV

El PSPV, que ha solicitado que Ramírez pase a formar parte del grupo de los concejales no adscritos, censura que el Partido Popular mantenga en la alcaldía a un primer edil condenado por prevaricación. Además, como ha explicado su portavoz en San Fulgencio, Alejandro Sampere, los socialistas están en contra de que un contrato de tal embergadura -por la cantidad y por la duración, 22 años- lo ejecute un alcalde "que ya está condenado por prevaricación".

"No hablamos de dudas y suposiciones, sino de un un juez que ha considerado probado que Carlos Ramírez, en su condición de alcalde, utilizó dinero público para beneficiar a sus amigos", apunta Sampere, quien considera que la línea roja "está más que sobrepasada". Por eso, han exigido la dimisión del primer edil.

El secretario de Organización de los socialistas valencianos, José Muñoz, considera "escandaloso" lo que sucede en este municipio de la Vega Baja, una comarca donde “precisamente se han sufrido vergonzosos episodios de corrupción del PP con la gestión de la basura, con el caso Brugal o el exalcalde de Torrevieja, Pedro Hernández Mateo, que fue encarcelado por la adjudicación de la contrata de basuras”.

Muñoz reprocha a la líder del PPCV, Isabel Bonig, que nuevamente "se tape los ojos y consienta que un alcalde inhabilitado por dar dinero público a personas afines al PP, adjudique el contrato más importante de la localidad, al menos esta legislatura".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha