La portada de mañana
Acceder
La crisis de Gobierno y las vacaciones frenan negociaciones clave
Mascarilla en exteriores: una medida más cosmética que útil para atajar la quinta ola
La crisis climática empuja a más mujeres a migrar

Dos supervivientes de las muertes del Tarajal declaran por primera vez ante el juzgado y apuntan a la Guardia Civil

Imagen de la Guardia Civil con equipamiento antidisturbios recibiendo a los inmigrantes en la playa de Ceuta

Dos supervivientes de las muertes del Tarajal han declarado por primera vez ante el juzgado que investiga el fallecimiento de 14 personas en aguas fronterizas de Ceuta en febrero de 2014. Después de cinco años sin haber llamado a declarar a los testigos presenciales, los testimonios de dos de ellos han sido escuchados por el juzgado de instrucción número 6  de la ciudad autónoma, como había exigido en dos ocasiones la Audiencia Provincial de Cádiz. Ambos apuntan al lanzamiento de pelotas de goma y botes de humo por parte de la Guardia Civil como causa de las muertes, según fuentes jurídicas. 

Estos son algunos de los testigos de las muertes de Ceuta que la justicia no ha escuchado

L.A, una mujer de origen camerunés residente en Alemania que formó parte del grupo de personas que intentó llegar a la playa del Tarajal el 6 de febrero de 2014, prestó su declaración desde Berlín el pasado 25 de marzo a través de videoconferencia. Fuentes jurídicas presentes en la declaración aseguran a eldiario.es que, en base a su testimonio, ella observó a agentes de la guardia civil disparar pelotas de goma tanto desde el espigón fronterizo como desde la garita. 

Según su relato, apuntan las mismas fuentes, a L. A. le afectó directamente el gas lanzado por los agentes de la Guardia Civil hacia el agua dado que indica que "empezaron a quemarle los ojos y sufrió un desmayo en el agua". Finalmente, un compañero la trasladó a la playa donde, según ha explicado, no había asistencia sanitaria sino que únicamente se "ayudaron entre ellos". Posteriormente, vio varios cuerpos sin vida de sus compañeros tumbados en la playa. 

Por su parte, este lunes ha llegado el turno de la declaración de H. K., otro de los supervivientes de las muertes del Tarajal, un testigo propuesto por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). Su declaración tuvo lugar en Madrid, donde reside de forma regular.

Fuentes jurídicas relatan a eldiario.es que, en este caso, H. K. ha relatado haber sido una de las primeras personas en introducirse en el agua en su intento de rodear a nado el espigón fronterizo del Tarajal, cuando reparó en que los agentes de la Guardia Civil estaban lanzando botes de humo. El joven ha asegurado en sede judicial que comenzó a nadar mar adentro para esquivar el material antidisturbios, hacia una pequeña embarcación que "parecía de la guardia civil" con la intención de que lo rescatasen. 

Sin embargo, según su testimonio, el testigo observó que los agentes "estaban golpeando con palos" a quienes nadaban, por lo que regresó al lado marroquí de la playa, apuntan fuentes jurídicas. 

La acusación popular permanece pendiente de la celebración declaración de un tercer testigo, presentado por Observatori DESC, residente en Hamburgo. 

La Audiencia Provincial de Cádiz ordenó el pasado 31 de agosto la reapertura del caso que investiga la muerte de 14 personas el 6 de febrero de 2014 en un intento de entrada a Ceuta disuadido por la Guardia Civil con pelotas de goma y botes de humo. Se trataba de la segunda vez que la Audiencia Provincial de Cádiz exigía al juzgado de instrucción número 6 de Ceuta, encargado del caso.

El juzgado consideraba que, una vez más, el tribunal ceutí encargado de la instrucción "no había agotado la investigación" y había decretado el archivo del caso sin llevar a cabo las pruebas solicitadas, entre ellas, escuchar a los testigos y supervivientes de lo ocurrido el 6 de febrero de 2014.

"Descarta la práctica de la prueba testifical, sin haberse realizado el más mínimo intento de oír a los testigos propuestos y admitidos, sólo con el razonamiento al que llega la instructora de que dichas personas no se encuentran residiendo legalmente en Alemania", concluían los magistrados.

El auto se refería a las diligencias solicitadas por la acusación popular después de haber ordenado la primera reapertura de la causa en enero de 2017.  Entre ellas, se encontraba la petición de contactar con varios testigos de lo ocurrido el 6 de febrero de 2014 en la frontera del Tarajal. La voz de una de ellas, L. A. ya ha sonado en sede judicial. 

Etiquetas
Publicado el
2 de abril de 2019 - 11:53 h

Descubre nuestras apps

stats