La portada de mañana
Acceder
Ayuso se encomienda ahora al auxilio del Gobierno para afrontar la tormenta
Médicos de familia: "Estamos achicando agua de un sistema que naufraga"
OPINIÓN | El final de la escapada, por Antón Losada

Grande-Marlaska defiende las deportaciones de malienses a Mauritania desde Canarias

Grande-Marlaska en una reunión de 2018 con el ministro del Interior de Marruecos en Tánger

Por octava ocasión en dos años, la primera en esta recién estrenada legislatura, el ministro de Interior español, Fernando Grande Marlaska, ha viajado a Marruecos para encontrarse con su homólogo, Abdelouafi Laftit, en Rabat. A su salida de la reunión, el ministro ha defendido las devoluciones de personas migrantes en aviones de Canarias a Mauritania de personas con distinta nacionalidad a la mauritana.

El Gobierno no frenará las devoluciones en caliente hasta que Estrasburgo confirme su ilegalidad

El Gobierno no frenará las devoluciones en caliente hasta que Estrasburgo confirme su ilegalidad

Las ONG vienen denunciando estas prácticas desde el aumento del flujo migratorio a las islas españolas desde las costas marroquíes. "Se realizan conforme a los principios del ordenamiento jurídico internacional. Todas las personas que han entrado en España de forma irregular, si son devueltas es conforme a la normativa española que se basa en la normativa internacional en protección de derechos y libertades".

Insistió en que "no van a Mali, sino a Mauritania". Según asegura, "todas las personas que han pisado suelo español han podido ejercitar su derecho de protección internacional. Algunos lo han solicitado, otros no lo han solicitado; se ha tramitado evidentemente el expediente y se ha resuelto". Sin embargo, fuentes jurídicas confirmaron a eldiario.es que al menos 14 malienses que declararon su intención de pedir asilo fueron deportados.

El ministro insiste en que los expedientes de protección internacional no se analizan colectivamente, si no individualmente. "Es la persona, la circunstancia personal, entre ellas una importante es el país de origen, pero se analizan muchas más circunstancias porque es una resolución individualizada", explicó.

En el caso de nacionales de Mali, actualmente hay 82 expedientes donde se ha estimado la protección internacional. España es el primer país solicitante de asilo en el ámbito de la Unión Europea en el mes de enero. En 2019, fue el tercero, con más de 115.000 peticiones de protección internacional. "Querrá decir que lo debemos hacer bien en protección internacional y que somos una garantía para los ciudadanos de distintos países que solicitan la protección internacional en España", presumió el ministro haciendo alusión a los números.

El dato que no quiso aportar es el número de devoluciones a Marruecos. "Es el procedente y oportuno. Nosotros no nos guiamos por números, lo importante no es la cantidad de devoluciones, sino que sean conforme al derecho y con respeto debido de los derechos y las libertades fundamentales". Y garantizó que se hacían "previa tramitación del oportuno expediente conforme a la legislación y expedientes que son controlados judicialmente".

Tampoco admitió que España practique devoluciones en caliente. "Para nosotros el concepto de devolución en caliente no existe. No hay devoluciones en caliente en España. Se hace con aquellas personas que entendemos que no han pisado suelo español", sentenció.

A ese respecto, y con la controversia jurídica planteada, esperan la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que se hará pública el 13 de febrero. Entonces, "se estudiará esa resolución y la cumpliremos, como siempre ha hecho España", insistió.

Respecto a las fronteras terrestres, "queremos para Ceuta y para Melilla una frontera más segura, menos cruenta, una frontera del siglo XXI". Y corroboró que la retirada de las concertinas en las vallas de las dos ciudades autonómicas es una realidad porque "las obras ya han comenzado y concluirán antes de que finalice el 2020".

Y en cuanto a los flujos migratorios irregulares, se han reducido en un 53,4% "luchando contra las mafias, las organizaciones criminales que trafican con los seres humanos, que ponen a los migrantes en riesgo lanzándolos al mar de unas formas absolutamente inhumanas, y donde nosotros realizamos las labores de salvamento, tanto Marruecos como España".

La clave del éxito, desveló, "es tener muy buenos equipos, la confianza, la cooperación, y también mucho trabajo por ambas partes" porque especificó que, además de estas reuniones presenciales, "existen comisiones mixtas de seguimiento de todos los acuerdos cuya colaboración es diaria".

Por su parte, el ministerio del Interior marroquí ofreció esta semana los datos referentes a los flujos migratorios durante 2019, con un balance de 73.973 intentos de migración irregular hacia Europa abortados y 208 redes de tráfico de personas desmanteladas.

Etiquetas
Publicado el
6 de febrero de 2020 - 19:26 h

Descubre nuestras apps

stats