La portada de mañana
Acceder
Denigrar a España para desgastar a Sánchez, por Esther Palomera
La sexta ola ha enredado los datos de la pandemia
OPINIÓN | La caspa del decano, por Elisa Beni

El Open Arms y el Aita Mari piden un puerto seguro para desembarcar a decenas de personas rescatadas

Open Arms pide un puerto para 73 rescatados pues la situación es "crítica"

El Open Arms y el Aita Mari han pedido un puerto seguro para desembarcar a las decenas de personas que han rescatado. Ambos barcos se encuentran en la costa este de Sicilia, donde han acudido después de que las autoridades italianas se lo hayan permitido, para reducir el impacto del temporal que estaban viviendo.

Este domingo por la tarde, 11 de los rescatados del Open Arms han sido evacuados frente a las costas de Augusta. Se trata, según ha explicado la propia ONG en Twitter, de niños acompañados de sus familias o de las personas heridas.

Ambos barcos, el Aita Mari y el Open Arms, han denunciado la situación "crítica" que están viviendo. El jefe de misión a bordo del Open Arms, Riccardo Gatti, ha difundido en la mañana de este domingo un vídeo en el que explicaba que entre los 73 rescatados –tras la evacuación de la tarde quedan 62– había "casos bastante graves que necesitan atención médica especializada" y algunos "con mucha probabilidad tendrán que ser evacuados".

"Es una situación que no se puede aguantar", lamentaba Gatti. Explicaba que en su búsqueda de puerto seguro les han ofrecido Trípoli, pero que lo tuvieron que rechazar porque "todo el mundo sabe que Libia no es un país seguro".

Por otro lado, el Aita Mari ha salvado a 78 personas, entre las que hay una embarazada de 28 semanas, y ha asegurado que la situación a bordo es "muy complicada". El temporal les obligó este sábado a poner rumbo a Sicilia, según explicaban desde el propio barco en Twitter.

Este domingo han enviado otro mensaje en el que expresan que el silencio de las autoridades a su petición de desembarco "solo añade sufrimiento a hermanos y hermanas que buscan un país donde vivir en paz".

Además, Salvamento Marítimo Humanitario, la ONG responsable del Aita Mari, ha informado en un comunicado de que las condiciones climáticas han empeorado, haciendo "muy complicada la vida a bordo".

Por esas condiciones climáticas y por la salud de las personas rescatadas, ambos barcos han pedido una respuesta urgente –que todavía no ha llegado– a Malta e Italia: "Está claro que tenemos que volver a pedir a Italia, a Malta y a la UE que proteja la vida de las personas y que cumplan con las convenciones internacionales", subraya el jefe de misión a bordo del Open Arms.

Al igual que el Open Arms y el Aita Mari, se encontraba a la espera de un puerto seguro el Ocean Viking. Este último ha desembarcado a las 213 personas que había rescatado en el puerto de Messina, en la isla de Sicilia, este domingo, según ha expresado Médicos Sin Fronteras en su perfil de Twitter.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats