eldiario.es

9

Bruselas rechaza los presupuestos italianos y da tres semanas a Roma para que presente otros

La Comisión Europea devuelve las cuentas del Gobierno italiano por no ajustarse a las normas del pacto de estabilidad: "La deuda pública es el enemigo de la economía, de la economía del pueblo"

Valdis Dombrovskis, vicepresidente de la Comisión para el Euro y el Diálogo Social; y Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos han comunicado la medida, nunca adoptada

Italia responde a la carta de Bruselas contra sus presupuestos: "Somos conscientes de no estar en línea con la UE"

Termina hoy el plazo para que España envíe el borrador de presupuesto a Bruselas

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. EFE

Nunca antes había ocurrido algo así. "Por primera vez, la Comisión se ve obligada a rechazar unos presupuestos de la zona del euro". Así ha comenzado Valdis Dombrovskis, vicepresidente de la Comisión para el Euro y el Diálogo Social, la presentación del dictamen del colegio de comisarios sobre los borradores presupuestarios presentados hace una semana.

"Damos a Italia tres semanas [hasta el 13 de noviembre] para presentar otros presupuestos para 2019", ha dicho Dombrovskis en una rueda de prensa en el Parlamento Europeo en Estrasburgo: "Las clarificaciones recibidas ayer no fueron suficientes. El Gobierno de Italia está yendo a conciencia en contra de las normas comunitarias. Las normas son para todos y el daño puede ser para todos".

La respuesta del ministro del Interior italiano y líder de la Liga Norte, ha sido: "Creemos que tenemos razón".

"Es tentador tratar la deuda con más deuda, pero al final no funciona, por eso hay que controlar la deuda. En 2017, Italia cerró con 131% del PIB de deuda pública, una de las mayores del mundo", ha añadido Dombrovskis.

El comisario Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, ha insistido: "La deuda italiana es un fardo del que deben deshacerse. El Gobierno tiene tres semanas de tiempo para presentar un plan presupuestario revisada, les animamos para que lo hagan lo antes posible porque no es necesario agotar el plazo. Cuando recibamos ese proyecto, prepararemos otro dictamen, no es el final sino parte del proceso y nuestra puerta está abierta al Gobierno italiano para proseguir el diálogo".

De momento, un eurodiputado italiano ha plantado su zapato encima de los papeles de los comisarios al final de su comparecencia. 

Moscovici ha valorado que el ministro italiano en su carta del lunes, reclamara que el lugar de Italia estaba en la zona del euro: "Todos quieren quedarse en el corazón de Europa, y debemos mantener el debate en el marco europeo. Es un precedente, nunca se había llegado a este punto, es un momento grave y duro, pero no es el fin del diálogo, sino el inicio de una nueva fase para el diálogo".

Pero la respuesta italiana no fue el lunes por ahí. Italia reconoce que sus presupuestos se alejan de las normas comunitarias, pero persiste en ello. "Ha sido una decisión difícil pero necesaria", dijo el Gobierno italiano en la carta enviada a la Comisión Europea y difundida este lunes.

"El Gobierno italiano es consciente de haber elegido una dirección de la política presupuestaria que no está en línea con las normas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Ha sido una decisión difícil pero necesaria a la luz del persistente retraso en la recuperación", se lee en el texto.

En la carta, el ministro de Economía, Giovanni Tria, ofrece explicaciones sobre las cifras que causan preocupación a Bruselas, como un elevado déficit, y desea que sean "suficientes" para calmar los temores.

Sobre Italia pesa la posibilidad de verse sometida a un "proceso de déficit" por parte de la UE, lo que pueden suponer fuertes presiones de los mercados financieros y sanciones económicas que nunca se han establecido en el pasado sobre ningún país. "No tenemos una decisión tomada al respecto", ha afirmado Dombrovskis, "habrá que verlo, habrá que prepararlo y proponerlo en la Comisión, vamos paso por paso".

El Ejecutivo italiano ha fijado un objetivo de déficit para el año que viene del 2,4 % del producto interior bruto (PIB), el triple de lo estimado por el anterior Gobierno, que pronosticó que sería del 0,8 % para 2019. El ministro italiano de Economía y Finanzas, Giovanni Tria, señala que, si bien el Gobierno italiano espera apartarse de la ruta del ajuste estructural en 2019, no tiene intención de ampliar el déficit estructural en los próximos dos años y se compromete a buscar el equilibrio estructural a partir de 2022.

"La Comisión Europea no se mete en asuntos de partidos", ha dicho Dombrovskis al ser preguntado si estaba influyendo en las decisiones de la Comisión que el gobierno italiano no fuera afín a las familias políticas dominantes en Bruselas: "Más de 20 países han estado en un déficit excesivo durante la crisis, y la crisis nos ha enseñado a introducir el brazo preventivo para reducir el déficit en periodos de crecimiento como en el que estamos".

En esta línea, Moscovici, ha insistido: "La Comisión no es más estricta por ser el de Italia un gobierno populista. Nos hemos reunido 5-6 veces con el ministro Tria. La deuda pública es el enemigo de la economía, de la economía del pueblo".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha