eldiario.es

9

Hacienda quiere evitar que los 5.000 millones que se podrían reclamar de impuesto a las hipotecas afecten al déficit

El Gobierno ha preparado un plan por si sale adelante la postura favorable a que sean los bancos, y no los clientes, los que asuman el impuesto

Lo que pretenden es coordinar en el tiempo el pago que deberían hacer las CCAA, que son las administraciones que cobran el tributo, y la petición del dinero a las entidades bancarias, y hablar con Bruselas para que en ningún caso lo computen

Las autonomías calculan que el coste, en caso de que la sentencia se aplique de forma retroactiva para los últimos cuatro años, será de 5.000 millones 

Montero defiende la solvencia del Estado autonómico frente a las críticas

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero EFE

Mientras el Tribunal Supremo sigue reunido por segunda jornada consecutiva para deliberar sobre el alcance de la sentencia que determina que son los bancos, y no los clientes, los que deben pagar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha explicado cuál es el plan del Gobierno en caso de que resulte favorable a los ciudadanos.

En un acto informativo organizado por Cinco Días, Montero ha asegurado que las comunidades autónomas, que son las que recaudan este impuesto, calculan en 5.000 millones de euros el potencial impacto de la devolución, en caso de que Supremo decida que debe pagarlo el banco con una retroactividad de cuatro años (plazo en el que prescriben los actos tributarios).

Lo que quiere el Gobierno es coordinar las actuaciones con comunidades autónomas y entidades financieras, es decir, que los bancos paguen a las comunidades casi al tiempo que éstas devuelven lo reclamado por los clientes. Como son las comunidades las depositarias del impuesto, serían estas administraciones las que deberían devolver a los ciudadanos lo que pagaron indebidamente. Por su parte, las entidades deberán ingresarlo, pero se teme que pudieran prolongar el proceso de restituir a las arcas autonómicas los 5.000 millones. Es ese impasse en el que la administración territorial perdería dichos ingresos, antes de volver a recuperarlos. 

Y lo que pretende Hacienda es evitar en lo posible un impacto de cuatro o cinco décimas, aunque sea temporal, en el déficit público. En este caso, se pediría también a Bruselas que tuviera en consideración que se trataría de una circunstancia excepcional y temporal.

Este impacto "pondría en riesgo la salida del procedimiento del déficit excesivo"(bajar por debajo de un 3% del PIB de déficit público), que está previsto para 2019,  ha recordado la ministra.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha