BBVA también realizará despidos en España pero descarta presentar un ERE

Sede de BBVA en Madrid, edificio La Vela.

Banco Santander, Banco Sabadell... y también BBVA. La entidad que preside Carlos Torres se une esta semana a los anuncios de recortes de puestos de trabajo en el sector bancario español. Si bien, el grupo, que ha presentado este viernes sus resultados, niega que se vaya a convocar un ERE y apunta que estas salidas obedecen a una "gestión dinámica" de la plantilla, que incluye también la reconversión de trabajadores para adaptarse a la digitalización del banco.

Las nuevas fusiones van a convertir a España en el país europeo con más despidos en banca desde la crisis de 2008

Las nuevas fusiones van a convertir a España en el país europeo con más despidos en banca desde la crisis de 2008

BBVA, frente a otros bancos españoles, no ha realizado en los últimos años ningún ERE, propiamente dicho, sino que ha ido reduciendo de manera paulatina el tamaño de su plantilla. Este mismo 2020, según figura en las cuentas presentadas este viernes, han salido 750 empleados en España y un total cercano a los 2.000 en todos sus mercados. El consejero delegado del grupo, Onur Genç, ha avanzado que se espera para el próximo año un ritmo similar al de este ejercicio, aunque "a lo mejor se acelera un poco". "¿Va a evolucionar el tamaño de plantilla? Sí, eso está pasando, pero no mucho", ha incidido el directivo.

Estas salidas se están produciendo de manera paralela al plan de ajuste de la red de oficinas. Genç ha reafirmado las cifras de cierres previstas para este año, que supondrá la clausura de 160 sucursales. El directivo ha justificado este plan en la medida en que cada vez son más comunes las consultas y gestiones a través de la app y menos en las oficinas.

Los ajustes de costes de los que habla el consejero delegado del BBVA se producen en la misma semana en la que otras dos grandes entidades, Santander y Sabadell, han anunciado ajustes de plantilla. En concreto, la entidad que preside Ana Botín prepara una reducción de costes de 1.000 millones de euros en todos sus mercados europeos, también en España, que conllevará despidos en todos estos países. El banco no confirmó la cifra de 3.000 empleados españoles que podrían salir que avanzó el diario 'Expansión', pero avanzó que "próximamente" comenzará los contactos con los sindicatos. Por otro lado, se espera un programa de prejubilaciones y salidas de hasta 2.000 trabajadores de Sabadell, con una negociación con los sindicatos que comenzará también en los próximos días.

A estos tres procesos de salidas, se incorporarán previsiblemente otros dos, fruto de los recortes vinculados a las fusiones de entidades financieras. El más importante será el de CaixaBank y Bankia. El consejero delegado de la primera, Gonzalo Cortázar, ha señalado en la rueda de prensa de presentación de resultados de este viernes que el proceso comenzará cuando se culmine la unión de ambas entidades, pero ha evitado hablar de cifras al decir que primero se tendrá que plantear a los sindicatos. El otro proceso, menor en tamaño, será el que se produzca si llega a buen puerto la unión de Unicaja y Liberbank, que se encuentran actualmente negociando.

BBVA ha cerrado el periodo entre enero y septiembre con unas pérdidas de 15 millones de euros, absorbiendo buena parte de las pérdidas que había reflejado en los trimestres anteriores por las provisiones realizadas para hacer frente a la COVID-19. En lo que se refiere exclusivamente a España, el banco obtuvo un beneficio de 442 millones de euros, lo que supone un desplome del 58% respecto al mismo periodo del año anterior. El banco contaba con 2.100 millones de euros de provisiones en junio para los impactos que pueda tener la pandemia. Esta cifra se habría incrementado en los últimos tres meses, aunque la entidad no ha concretado la cifra.

BBVA ha sido uno de los bancos señalados en el mercado como posibles protagonistas de fusiones en los próximos meses. Sin embargo, Genç ha insistido en el mensaje público que ha trasladado este tiempo el banco, asegurando que ven margen de crecimiento "orgánico" —sin fusiones— debido al incremento de usuarios del canal digital. Sin embargo, ha reconocido que el grupo cuenta con un equipo de 20 empleados que se dedican a analizar "oportunidades" en el mercado, sin aludir a ninguna en concreto, tanto en España como en otros países. El consejero delegado apunta que se estudiarán aquellas opciones que conlleven "generar valor" y donde las cifras "tengan sentido". Lo que sí ha descartado es la fusión con otro banco europeo en una operación transnacional.

Etiquetas
Publicado el
30 de octubre de 2020 - 13:32 h

Descubre nuestras apps

stats