Los grandes bancos tiran de las comisiones para mejorar su negocio ante los bajos intereses

Sucursal del Banco Santander.

Gran parte de los ingresos de la banca procede tradicionalmente del cobro de los intereses en las operaciones financieras. Sin embargo, con unos tipos bajos o incluso negativos, como es el caso del euribor, las miradas para mantener márgenes se dirigen a otros apartados. Es en ese contexto donde las comisiones están ganando peso en los balances.

El Banco de España da la razón a los clientes solo en un tercio de las reclamaciones

El Banco de España da la razón a los clientes solo en un tercio de las reclamaciones

Teniendo en cuenta las seis grandes entidades financieras españolas que cotizan en el Ibex (Santander, Bankia, Sabadell, CaixaBank, BBVA y Bankinter), estos bancos incrementaron en 2017 un 11% sus ingresos por comisiones, hasta superar los 27.400 millones de euros captados por esta vía. CaixaBank fue la entidad que más aumentó sus ingresos en este apartado, un 22%, seguido por Santander (12,6%) y Bankinter (12,3%).

El incremento de los ingresos por comisiones entre los bancos españoles es incluso superior si se compara con 2015. Desde entonces han crecido un 13% y únicamente Bankia ha reducido, en un 8%, el negocio en este apartado. Desde entonces es Sabadell la que más ha aumentado, un 27%.

La subida es notable si se compara con el margen bruto de las grandes entidades financieras. Esta magnitud, que aglutina a los ingresos menos los costes operativos de la banca, se situó en 2017 en 92.500 millones de euros, un 6% más. El crecimiento es casi la mitad del vivido por las comisiones. En esta comparación destaca Bankia, que recortó el pasado ejercicio su margen bruto un 3,2%, mientras que elevó el ingreso a través de las comisiones un 4,8%. En comparación con 2015 el incremento del margen bruto de las principales entidades ha sido del 5%, casi una tercera parte de las comisiones.

El margen de intereses, que resta los abonados a los percibidos por parte de las entidades, creció un 7% en 2015. Sin embargo, algunas casas de analistas financieros, como el caso de Renta 4, señalan que esta magnitud se ve distorsionada por el impacto del negocio internacional. La expansión internacional permite ampliar el número de clientes, frente a mercados más maduros como el español que además adolecen de los tipos bajos.

De hecho, uno de los que más aumentó el margen de intereses ha sido Santander, la mayor entidad financiera española en el exterior. El propio consejero delegado de la compañía, José Antonio Álvarez, reconoció recientemente en la junta de accionistas de la empresa que su negocio sigue "sufriendo el impacto" de los tipos de interés "muy bajos" en los países desarrollados. 

Etiquetas
Publicado el
7 de abril de 2018 - 21:25 h

Descubre nuestras apps

stats