Más de la mitad de las obras sufren retrasos en su ejecución por los problemas con las materias primas

Unos trabajadores durante su jornada laboral en un edificio en construcción en Valladolid.

Una situación agridulce. El sector de la construcción va a ser uno de los más beneficiados por la llegada de los fondos europeos y, al mismo tiempo, está siendo golpeado por la crisis global en las materias primas, por retrasos y alza de costes. 

“Directamente, más de 35.000 millones de euros de los fondos europeos van a ir a la construcción y siete de cada 10 euros, en total, de manera indirecta”, ha asegurado el presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Pedro Fernández Alén. 

Ese es el maná que está por venir pero, al mismo tiempo, el sector asegura que, a día de hoy, vive problemas que están directamente ligados a las materias primas. “Llegan tarde y son más caras”, ha resumido.

La patronal asegura que, en los últimos tres meses, más de la mitad de las obras sufren retrasos en su ejecución, según una encuesta realizada con 300 compañías del sector. “Un 75% ha sufrido algún desabastecimiento o retraso inusual, sobre todo, madera, aluminio o acero”. Por ejemplo, en le caso de la maquinaria o los vehículos, los retrasos en los plazos de entrega son de 90 días.

Al mismo tiempo, un 94% de las empresas nota un alza de precios, según CNC, que han encarecido el coste total de las obras en un 22,2%. ¿Cómo son esas subidas? En el caso de la madera, del 125%, un 63% en el cobre, un 56% en el asfalto, o un 35% en la electricidad. “Un 40% de las empresas ha obligado a cancelar algún contrato o paralizar obras”, resume la patronal.

Sin bajadas de precios a la vista

Respecto a cuánto se va a prorrogar esta situación en el tiempo. “No estamos viendo indicios de que estén parando, si hay una relajación de la economía en China podríamos ver una relajación en los precios; pero no lo estamos viendo”. En parte, el problema está en los fletes marítimos, donde precios en algunos casos se ha multiplicado por dos o tres.

Sin embargo, esa subida de precios y retrasos no tiene, de momento, impacto en el empleo y no se ha reflejado, al mismo ritmo, en penalizaciones por retrasos en la ejecución de las obras. “Sólo 23,7% ha sufrido una penalización económica”, ha indicado Fernández Alén. 

¿Qué piden las constructoras? Varias medidas en paralelo. Por un lado, ampliar los plazos de ejecución a la espera de que bajen las materias primas. Por otro, poder modificar los contratos -recoger el incremento de costes- y un modelo de solicitud de indemnización por ruptura del equilibrio económico del contrato. Es decir, una revisión al alza de estos. 

También, volver al sistema de revisión de precios que existía hasta 2007, que tenga en cuenta los cambios de las materias primas; y derogar la Ley de Desindexacion de los contratos públicos que, asegura CNC, evitaría cancelaciones o paralizaciones de contratos.

“De la Ley de Desindexación no sabemos lo que harán los ministerios de Hacienda y de Transportes, pero sabemos que tenemos la puerta abierta. Queremos que la solución, la que se adopte, llegue a todas las administraciones públicas”.

“La Administración sabe perfectamente cuánto están aumentando las materias primas, a través del INE. También pedimos que se agilicen las licitaciones de los proyectos de los fondos europeos”, insta el presidente de la patronal. “Baleares ya ha puesto en marcha alguna medida y Adif está estudiando la adaptación de los contratos”. 

“No queremos judicializar los contratos, pero en muchas ocasiones no hay salida y tiene que ser la vía judicial la que determine que hay subidas de costes. Pedimos que se entienda lo que está ocurriendo”, concluye CNC.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats