Las nucleares cambian su plan de recargas y evitarán parar a la vez tres reactores en plena crisis de la luz

La central nuclear de Cofrentes.

Finalmente, no habrá solapamiento en la parada por recarga de tres reactores nucleares el próximo noviembre, una circunstancia que habría añadido todavía más gasolina a la actual crisis de precios de la electricidad. 

La explosiva subida de la luz y el gas amenaza la transición energética: "Con estos precios, no se electrifica nada"

La explosiva subida de la luz y el gas amenaza la transición energética: "Con estos precios, no se electrifica nada"

La última revisión del plan de recargas de las centrales nucleares para este otoño introduce una importante novedad respecto a las previsiones que hasta este lunes figuraban en la web del Foro Nuclear. Según datos facilitados por esta asociación, la nuclear de Cofrentes (Valencia), de Iberdrola, no va a realizar finalmente la parada por recarga que había previsto para este mes de octubre y la aplaza a mediados de noviembre. 

En concreto, esa operación se va a retrasar al 12 de noviembre y la recarga de Cofrentes durará hasta el 17 de diciembre. Por su parte, Ascó I (Tarragona), de Endesa, prevé iniciar su parada por recarga el próximo sábado, 16 de octubre, y estará en esa situación hasta el 19 de noviembre; y Almaraz I (Cáceres), que pertenece a Iberdrola (52,7%), Endesa (36%) y Naturgy (11,3%), parará desde el 21 de noviembre hasta el 28 de diciembre.

Con ello, hasta el 12 de noviembre no empezarán a solaparse paradas de reactores, y serán dos a la vez y no tres: "Simultáneamente coinciden Ascó 1 y Cofrentes entre el 12/11 y el 19/11 y, posteriormente, Cofrentes y Almaraz 1 entre el 21/11 y el 17/12", resumen fuentes del Foro Nuclear.

Las mismas fuentes subrayan que "las paradas de recarga se van adaptando y no es algo inamovible". Los tres reactores que van a recargar en las próximas semanas suman unos 3.200 megavatios (MW) y suponen el 43% del total de esta fuente.

El pasado martes, Foro Nuclear señaló a preguntas sobre este asunto que "las centrales nucleares atienden en todo momento a los requerimientos que les plantee el operador del sistema, REE, que conoce con mucho tiempo las paradas previstas de recarga", y reconocía que las nucleares pueden "ajustarse" a lo que les plantee Red Eléctrica, cuyo primer accionista (20%) es el Estado y que preside la exministra socialista Beatriz Corredor.

Esas mismas fuentes también reconocían que el aplazamiento de recargas por razones de seguridad de suministro cuando estas han coincidido en el tiempo "no es una situación inusual". Ya ocurrió lo mismo en 2020, en el inicio de la crisis del coronavirus, nada más decretarse el estado de alarma.

"Desde Foro no estamos al tanto de lo que las centrales eléctricas acuerdan con lo que le indique Red Eléctrica de España", señalan desde la asociación.

El lobby de las nucleares ha actualizado el calendario de paradas por recarga tras abrir el pasado jueves la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, una ronda de contactos con los ejecutivos de las principales eléctricas después de mostrarse dispuesta a modificar el recorte al sector que debe convalidar el Congreso este jueves, y que recorta los ingresos de las centrales nucleares hidroeléctricas, nucleares y las renovables más antiguas.

Ribera prevé cerrar el miércoles esa ronda de encuentros con Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, que ha protagonizado un enfrentamiento público con el Gobierno al tachar sus políticas para abaratar la luz de "terrorífico intervencionismo" poco después del polémico fichaje por la eléctrica del ex concejal socialista Antonio Miguel Carmona

Advertencias de Podemos

Este lunes, tras el Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, enmarcó esa ronda de consultas en la necesidad de "conciliar todos los intereses", tanto de los consumidores como los de la industria y las propias eléctricas, y reconoció que el Gobierno, si bien confía en una solución europea para esta crisis, está dispuesto a "mejorar" sus propuestas para "racionalizar" el precio de la electricidad, que ya está forzando paradas de industrias como la siderúrgica vasca Sidenor. 

Podemos advertía por su parte de que "es fundamental que ante las amenazas de las eléctricas el Gobierno no ceda". "Solo plantear la posibilidad de ceder cuando las medidas han sido aprobadas es deslegitimar al Gobierno y la democracia", aseguraba este lunes una de las portavoces de la formación morada, Isa Serra.

Pese a las ligeras bajadas de los últimos días, los futuros del mercado mayorista de electricidad apuntan a precios medios superiores a los 200 euros por megavatio hora (MWh) para el conjunto de noviembre, por encima de lo que llevamos de este octubre en el que se están pulverizando de nuevo todos los récords, como consecuencia de los altos precios del gas natural. El Gobierno mantiene que se va a cumplir la promesa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que 2021 se cierre con precios finales de la luz similares a los de 2018, cuando llegó a Moncloa.

Salvo acuerdo de última hora, en noviembre España va a dejar de recibir el gas que hasta ahora llegaba a través del gasoducto del Magreb, uno de los dos tubos que conectan con Argelia, y cuyo futuro está en serias dudas por el conflicto diplomático abierto entre ese país y Marruecos. 

Etiquetas
Publicado el
11 de octubre de 2021 - 22:29 h

Descubre nuestras apps

stats