El presidente de Telefónica descarta un impacto en el negocio por la incertidumbre política en España

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, presenta los resultados correspondientes a 2018.

EL presidente de Telefónica, José María Álvarez Pallete, ha descartado que la incertidumbre política ante el escenario electoral al que se enfrenta España en los próximos meses vaya a tener un impacto en el negocio de la compañía. "Seguimos con nuestro plan de inversiones. No notamos en nuestro entorno un frenazo. Nuestros planes de despliegue de redes se sigue acelerando", ha destacado el máximo directivo de la compañía de telecomunicación durante la rueda de prensa por los resultados de 2018. 

Otra visión tuvo sobre la situación en Catalunya, Álvarez Pallete ha comentado que como compañía que invierte y va a seguir invirtiendo, es necesario estabilidad. Nos va bien lo que a España le va bien, nos preocupa lo que genere inestabilidad".

A pesar de que la compañía ha informado de que ha cerrado 2018 con un beneficio neto de 3.331 millones de euros, un 6,4% superior al de 2017, la realidad es que los ingresos cayeron el 6,4% (48.693 millones) y el resultado operativo se redujo un 3,8%, según la documentación aportada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores por la compañía, debido a la inestabilidad que afectó a los mercados latinoamericanos y el efecto cambiario de la moneda. Posteriormente, Álvarez-Pallete ha matizado que los ingresos orgánicamente crecieron un 2,4%.

Telefónica ingresó en España un total de 12.706 millones de euros el pasado año, lo que representa un aumento del 0,4% en comparación con 2017 y el primer incremento en términos orgánicos en diez años.

Esta buena marcha del negocio en España no ha sido suficiente para que el presidente de la operadora española pudiera dar una fecha en la que Telefónica pueda amortizar su inversión en el fútbol. "Nos fijamos en medir si los clientes están contentos y que el churn (porcentaje de clientes que cambia de compañía) esté contenido". Aunque por las palabras de Álvarez-Pallete parece difícil que Telefónica consiga amortizar sus inversiones en la Liga y la Champions para ofertarlas en su paquete de televisión, Álvarez-Pallete ha asegurado que está contento con la evolución de la televisión y la producción propia. 

El consejero delegado de Telefónica, Ángel Vila, ha destacado que el "entorno competitivo en España ha vuelto a la normalidad, tras un tercer trimestre del 2018 con mucha intensidad competitiva por las ofertas de la televisión y la temporada de fútbol". En este sentido ha explicado que la estrategia de la compañía en el mercado española se basará en "mas incremento de tarifas por más servicios, una mayor venta de contenidos a la televisión mayorista y un menor impacto regulatorio". 

El máximo directivo de Telefónica ha descartado que la compañía busque fusionarse con otro operador europeo: "No sentimos necesidad de participar en un proceso de fusión, ni por tamaño ni por escala". Ante la posibilidad de que entre nuevos operadores en el mercado español, Vila ha aludido como mera especulación una posible fusión de Euskaltel con un operador europeo para asaltar el negocio en toda España, aunque sí ha comentado que la compañía vasca telecomunicaciones se está expandiendo en Navarra, Asturias y León. 

Sobre los supuestos casos de corrupción que afectan a un grupo de directivos en diferentes países de Latinoamérica, entre ellos México, el presidente de Telefónica ha subrayado que están "colaborando con autoridades, la mayoría están ya cerrados y el impacto de posibles sanciones será pequeño".  

Álvarez-Pallete ha admitido que "no está contento" con la evolución del negocio en México, por lo que no ha descartado que "si se produce cualquier oportunidad [de venta] lo estudiaremos", aunque también ha apuntado que esas oportunidades pueden ser "una alianza para combinar redes u otro tipo de operaciones que no tienen que se de venta pero que nos ayuden a mejorar el desempeño". 

Telefónica anunció este miércoles la venta a Millicom International Cellular de tres de sus filiales en Centroamérica por unos 1.455 millones de euros: la filial de Costa Rica por 503 millones; la de Panamá, por 573 millones de euros y la de Nicaragua, por 379 millones de euros. 

En lo que ha insistido reiteradamente es que la compañía "no hace desinversiones para pagar la deuda. Los 10.000 millones que hemos reducido en la última etapa ha sido orgánico. No queremos vender activos para rebajar deuda". La compañía consiguió reducir su pasivo en 2.445 millones de euros en 2018, hasta los 41.785 millones.

Álvarez-Pallete ha vuelto a insistir en la miopía de los reguladores ante la competencia de diversos actores del mundo digital en las telecomunicaciones -"No queremos más regulación, sino una regulación simétrica", ha apuntillado- pero pese a este obstáculo ha señalado que la compañía mantiene el compromiso de invertir el 15% de sus ventas. También ha mencionado que Telefónica paga 10.000 millones de euros en impuestos.

Remuneraciones

Álvarez-Pallete percibió una remuneración total de 5,407 millones de euros en 2018,  un 0,91% superior a los 5,358 millones que ganó el ejercicio precedente. El consejero delegado, Ángel Vilá Boix, ganó 4,028 millones, frente a los 1,698 millones con que fue retribuido en 2017, si bien ambas magnitudes no son comparables dado que accedió al cargo el 26 de julio de 2017.

El sueldo de Álvarez-Pallete se corresponde a 1,923 millones como  sueldo fijo  y 3,478 millones de retribución variable a corto plazo. El presidente de Telefónica renunció al cobro de 240.000 euros como presidente del consejo de administración y a 80.000 euros como presidente de la comisión delegada. Además, la compañía realizó durante el pasado ejercicio una aportación al sistema de ahorro del directivo de 673.085 euros, con lo que acumula un monto de 8,957 millones de euros.

Etiquetas
Publicado el
21 de febrero de 2019 - 13:35 h

Descubre nuestras apps

stats