La portada de mañana
Acceder
La negociación sobre la vivienda y la luz avivan la tensión en el Gobierno
Los datos no avalan el alarmismo por la variante Delta
Opinión - Las lágrimas de Garamendi, por Esther Palomera

Un brote en una empresa de Bilbao deja 12 positivos de COVID-19 y otro foco en un gimnasio contagia a 54 personas

El gimnasio VivaGym, de Bilbondo, Basauri

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, ha dado cuenta de dos brotes de COVID-19 en el área metropolitana de Bilbao. En uno de ellos está implicada la variante delta de Sars-Cov-2, detectada en origen en India, y ha dejado 12 contagios. El segundo, que ha mantenido cerrado durante ocho días un gimnasio de la cadena VivaGym en el centro comercial Bilbondo de Basauri, arroja nueve infectados en el propio centro y 45 casos más asociados. Los datos de la evolución de la pandemia son "esperanzadores", según Sagardui, pero casos como éstos remarcan la importancia de la "prudencia" porque la pandemia no ha terminado.

Euskadi ruega que nadie rechace una cita para la vacuna contra la COVID-19 por irse de vacaciones

Euskadi ruega que nadie rechace una cita para la vacuna contra la COVID-19 por irse de vacaciones

El primero de los brotes, en el que no se ha ofrecido información sobre la empresa afectada, se debió a una reunión de personas procedentes de varias comunidades autónomas. Fue el propio "evento laboral" el foco de contagios y ha dejado 12 personas afectadas. La secuenciación de las muestras ha concluido que está implicada en ella la variante delta del coronavirus, con lo que son 23 los casos totales ya conocidos, aunque siempre se ha reseñado que son del subtipo menos agresivo de esta cepa, que causó estragos en India. Sagardui ha subrayado que todos ellos están "perfectamente localizados" y "aislados", con lo que se da por controlado el episodio.

El segundo brote es el más amplio detectado en semanas en Euskadi y, en principio, está generado por la variante alfa, que es actualmente la predominante. Esta mutación, originada en el Reino Unido, ha relevado completamente a la cepa salvaje original del virus que copó los contagios en la primera parte de la pandemia. El cribado entre los usuarios del VivaGym ha alcanzado a 769 personas, de las que nueve dieron positivo. Además, el rastreo y retrorrastreo -contactos más allá de 48 horas y no solamente los considerados "estrechos"- ha originado 45 casos adicionales, 54 en total.

Un fallecido en el brote de la residencia de Sanitas

Euskadi ha registrado en las últimas 24 horas 201 casos positivos en total, apenas el 2,4% del total de pruebas realizadas, un nivel desconocido en 11 meses. Los casos se reparten en 107 en Bizkaia, 70 en Gipuzkoa y 21 en Álava, así como tres de otras procedencias o sin residencia conocida. La tasa de incidencia sigue a la baja, en 192 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, que es el mejor dato desde que se declaró por segunda vez la emergencia sanitaria allá por el 15 de agosto de 2020. Solamente Álava tiene peor registro que hace siete días, un 12% más de casos, pero al mismo tiempo es el territorio con la tasa más baja (155). El R0 -ahora en 0,84- deja constancia de que la transmisión va a la baja, ya que cada infectado no multiplica el coronavirus a más de una persona.

En cuanto a la situación asistencial, en la UCI la ocupación sigue siendo la misma que este lunes, 84 pacientes críticos, que son más que los que había antes del fin de semana. Están ocupadas con casos graves de COVID-19 el 28,76% de los puestos totales habilitados, que son 292, Sagardui, en todo caso, ha querido pedir cautela: "No creo que se pueda sacar una valoración por un único dato". Ha asumido, eso sí, que todavía se producen "un mayor número de hospitalizaciones de las deseadas" a pesar del avance de la vacunación y de la caída de contagios. Fueron 32 en las últimas 24 horas, y la media en la última semana es de 29,43.

Por otro lado, la Diputación de Álava ha confirmado el fallecimiento de uno de los seis mayores contagiados con COVID-19 en la residencia de Sanitas en el barrio de San Martín de Vitoria. Era el único no vacunado de todos ellos y ha muerto en el hospital, donde le fue diagnosticada esta enfermedad cuando acudió para la realización de otra prueba. Este centro es muy simbólico porque fue el primero en España en quedar en cuarentena por un brote a principios de marzo del pasado año.

Ello eleva a 1.056 los decesos totales en las residencias vascas en la pandemia, según la estimación de este periódico. En Álava, han fallecido 211 personas (210 mayores y un auxiliar). 49 han perdido la vida en la segunda fase, desde el verano. La anterior fallecida era una mujer con la doble vacuna de Pfizer que contrajo la COVID-19 y desarrolló síntomas. Estaba internada en el centro San Prudencio de Vitoria.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
8 de junio de 2021 - 14:12 h

Descubre nuestras apps

stats