Fallece una primera persona con COVID-19 en una residencia vasca tras haber recibido la doble dosis de la vacuna

La residencia San Prudencio de Vitoria

Una mujer interna en la residencia pública San Prudencio de Vitoria ha fallecido en los últimos días a causa de la COVID-19, según han confirmado fuentes del Ayuntamiento, que es el titular de la instalación. Es la primera persona en la red de residencias de Euskadi en morir por el coronavirus después de haber recibido las dos dosis de la vacuna, en su caso Pfizer. Se da la circunstancia de que justamente este sábado se notificó el primer deceso en semanas en estos centros, el de una persona del complejo Gazteluondo de Bilbao. En su caso, había rechazado la vacuna y se produjo un brote con seis casos que acabó por costarle la vida. En general, la inmunización ha logrado dejar en mínimos tanto los brotes como la mortalidad después de que la pandemia se haya cobrado más de 1.000 vidas entre los usuarios de las residencias vascas.

Euskadi mantiene suspendida de manera indefinida toda la actividad quirúrgica no urgente por la alta presión hospitalaria de la COVID-19

Euskadi mantiene suspendida de manera indefinida toda la actividad quirúrgica no urgente por la alta presión hospitalaria de la COVID-19

En el caso de Vitoria, algunos trabajadores de San Prudencio habían contraído el Sars-Cov-2, pero esta mujer no presentó síntomas en ningún momento. Sin embargo, cuando fue trasladada al hospital para una prueba rutinaria dio positivo en la PCR de control que se realiza siempre antes de los ingresos. Se le practicó también una serología que no mostraba la presencia de anticuerpos en el organismo. Días después, su estado de salud fue deteriorándose y acabó siendo derivada de nuevo al hospital, esta vez por los efectos de la COVID-19. Falleció la pasada semana en Txagorritxu, según las fuentes consultadas.

En la primera ola, 14 personas fallecieron en esta residencia. A pesar de ser una de las más golpeadas en Álava junto con la de Sanitas en San Martín -la primera de España en entrar en cuarentena el 8 de marzo de 2020- y Caser Alto del Prado, ambas también de Vitoria, se da la circunstancia de que estas personas no figuran en el recuento de la Diputación de Álava, la institución competente en materia de residencias, al tratarse de un centro municipal. En Álava, en total, 210 mayores que vivían en residencias han muerto con COVID-19, 48 de ellos después de la primera ola. Según las estimaciones de este periódico, son 1.056 las defunciones totales en Euskadi. La campaña de vacunación minimizó tanto los brotes como, sobre todo, los fallecimientos.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
10 de mayo de 2021 - 21:30 h

Descubre nuestras apps

stats